Empresas

Carrier acuerda con Trump mantener empleos en EU; no se van a México

Este jueves, el presidente electo de EU dará un anuncio desde la planta de la firma en Indianapolis sobre un acuerdo con la empresa para que la mayoría de los empleos se queden en Indiana.
Redacción
29 noviembre 2016 19:37 Última actualización 30 noviembre 2016 9:33
Donald Trump y Mike Pence. (Reuters / Archivo)

Donald Trump y Mike Pence. (Reuters / Archivo)

Este jueves, Donald Trump dará un anuncio desde la planta de Carrier en Indianapolis sobre un acuerdo con la empresa para que la mayoría de los empleos se queden en Indiana, adelantó The New York Times.


El presidente electo de Estados Unidos informó en su cuenta en la red social Twitter que viajará a Indiana el próximo 1 de diciembre y agradeció a Carrier por la decisión de mantener los empleos.



Trump estará acompañado de su próximo vicepresidente, Mike Pence, exgobernador del estado, de acuerdo con fuentes tanto del equipo de transición como de la firma.

Carrier, empresa dedicada a construir aparatos electrónicos para el hogar como ventiladores, aire acondicionado y equipo de refrigeración, entre otros, anunció el 10 de febrero de este año sus planes de mover su planta de Indiana a Nuevo León, en un tiempo estimado de tres años.

Los trabajadores no vieron con buenos ojos la mudanza, y el presidente de la organización United Steelworkers, Chuck Jones, dijo en ese momento que cerca de mil 400 personas perderían su empleo para 2019.

El New York Times no detalló en su nota qué pasará con los planes de la empresa para México.

Apenas la semana pasada, durante el Día de Gracias, el mandatario electo tuiteó que ese mismo día negociaba con representantes de Carrier.

De acuerdo con el medio neoyorquino, a cambio de mantener la fábrica funcionando en Indianapolis, la administración Trump sería más amigable con los negocios al relajar regulaciones y el código de impuesto corporativo.

Además, se espera que Trump disminuya el tono de sus amenazas a las compañías que como Carrier buscan llevar su línea de producción fuera de las fronteras.

Durante la campaña, el hoy mandatario electo convirtió a Carrier en uno de sus blancos favoritos y amenazó con imponer aranceles de 35 por ciento a cada aparato de aire acondicionado que importara desde México.

Ante vítores, predijo en sus mítines que Carrier le llamaría presidente y diría: “Señor, hemos decidido quedarnos en Estados Unidos”.

Alrededor del 10 por ciento de los 56 mil millones de dólares de los ingresos del corporativo al que pertenece Carrier, United Technologies, vienen del gobierno federal, con el Pentágono como su más grande cliente. Su división Pratt & Whitney, por ejemplo, surte de motores para los aviones de combate más avanzados y otras aeronaves de la Fuerza Aérea estadounidense, detalló el New York Times.

Mientras Carrier es más conocido por sus aires acondicionados, también vende una variedad de otros equipos de calentamiento y enfriamiento para hogares y pequeños negocios, como hornos y resortes de ventiladores que se fabrican en Indianapolis.