Empresas

Tribunal Superior de Francia ratifica
prisión a Jerome Kerviel

A Jerome Kerviel, autor del fraude que casi hunde al banco Société Générale, le fue confirmada la sentencia de prisión por el Tribunal Superior de Francia, aunque revocó el pago de casi 5 mil millones de euros por daños civiles.
AP
19 marzo 2014 11:21 Última actualización 19 marzo 2014 11:57
Jerome Kerviel

Kerviel se encuentra en Italia, caminando rumbo a París, en una peregrinación después de ver al Papa Francisco. (Reuters)

PARÍS.- El Tribunal Superior de Francia ratificó la sentencia de prisión a Jerome Kerviel, autor del fraude que casi hunde al banco Société Générale; sin embargo, revocó el pago de 4 mil 900 millones de euros (7 mil millones de dólares) que le habían impuesto por daños civiles.

Kerviel fue condenado en 2010 por un fraude con pérdidas de 4 mil 900 millones de euros.

Él se considera víctima de un sistema que se hacía de la vista gorda a sus transacciones ilegales siempre que el banco ganara dinero con ellas.



Para el Tribunal Superior, la decisión de la otra autoridad de menor instancia no consideró las faltas cometidas por el banco francés cuando ésta ordenó a Kerviel pagar por las pérdidas totales del banco.

Société Générale pagó a Jerome casi 100 mil euros anuales (155 mil dólares) con bonificaciones, una suma modesta frente a los mil 400 millones de euros que hizo ganar al banco en 2007.

Kerviel se encuentra en Italia, caminando rumbo a París en una peregrinación después de ver al Papa Francisco.
Imágenes de televisión lo muestran con una chaqueta roja y una mochila del mismo color caminando y tratando de evitar a un enjambre de periodistas que lo siguen. No hizo ninguna declaración.

Frente a la sala del Tribunal, sus abogados defensores se atribuyeron una victoria parcial y achacaron la culpa a "los errores de Société Générale".

El Tribunal Supremo ordenó que la cuestión de los daños por derechos civiles sea estudiada nuevamente por el Tribunal de Apelación en Versailles.

El abogado del banco, Jean Veil, afirmó que en el nuevo juicio el banco explicará que supo "desde el momento en que fueron descubiertos estos hechos que había errores en nuestro sistema, que hemos reparado e invertido cientos de millones de dólares para poder cambiar nuestro sistema de control".

El Tribunal de Apelaciones ratificó en octubre de 2010 la condena de Kerviel, por falsificación, abuso de confianza y uso no autorizado de computadora para encubrir transacciones por valor de casi 50 mil millones de euros, suma superior al valor de mercado de todo el banco. Lo sentenció a cinco años de cárcel, con dos años en suspenso, y le ordenó pagar por los daños, decisión que ya fue revocada en el nuevo fallo.