Empresas

Tres emprendedoras mexicanas que llamaron la atención de JP Morgan

Comenzaron de la nada, por necesidad o por ilusión, no sabían cómo administrar, contratar personal o realizar los trámites para establecerse. Hoy, estas tres mujeres son microempresarias.
Omar Ortega
05 diciembre 2017 17:9 Última actualización 05 diciembre 2017 18:13
Tres emprendedoras mexicanas lograron apoyos por parte de JP Morgan. (Cortesía)

Tres emprendedoras mexicanas lograron apoyos por parte de JP Morgan. (Cortesía)

Carolina Luna no sabía cocinar, se dedicaba al hogar y requería un ingreso extra cuando decidió poner un puesto de tacos de guisado.

Empezó con medios kilos de guisado y una parrilla de tres quemadores sobre un triciclo. Después de año y medio, reparte en dos triciclos y tiene en puerta la apertura de un local en Tultepec, Estado de México. Actualmente, su ingreso es de entre 15 y 20 mil pesos semanales.

"Empecé en ceros, no sabía nada de negocios, me enfrenté a muchos retos, desde aprender a cocinar, no sabía que sabía hacerlo, fue más que nada superar mis miedos, salir del frasco y volar", platicó Carolina en entrevista con El Financiero.

Ella, junto con Arely Pavón, quien puso un negocio de paisajes de jardín y Rosalía Echevarría, quien decidió emprender en una lavandería, fueron reconocidas por JP Morgan y recibieron un incentivo de 10 mil pesos cada una para que lo utilicen en sus operaciones.

"Sí nos enfrentamos a situaciones que te hacen dudar, pero aquí aprendí que mi palabra vale, entonces en mi caso mi primer reto fue decidirme a entender que yo era capaz, fue el reto más grande, el saber que sí podía", dijo Pavón.

Arely empezó con veinte pesos y un familiar que le enseñó la técnica de paisajes naturales con flores y plantas. "Me preguntaban '¿haces jardines?' Y yo respondía que sí, la verdad no tenía idea, pero tenía las ganas de sacar adelante a mis hijas", señaló en entrevista. El préstamo que recibió por parte de Pro Mujer, fue de 4 mil pesos.

JP Morgan y Pro Mujer reconocieron a las tres emprendedoras mexicanas por elaborar un plan de negocios sustentable y terminar exitosamente con un plan de capacitación empresarial de dos meses y medio, mismo que terminaron 500 emprendedoras más.

"Nosotros prestamos a alguien que quiere poner un negocio, por lo general se le presta a quien tiene un negocio y demuestra que tiene la sustentabilidad de pagarlo, nosotros partimos desde la intención de querer hacerlo", dijo en rueda de prensa el director para México de Pro Mujer, Rodolfo Medrano.

La alianza entre Pro Mujer y JP Morgan funciona mediante un compromiso en el que la consultora pone el capital y la ONG la capacitación de las emprendedoras, con la intención de que no únicamente reciban dinero sin saber cómo manejarlo y evitar un sobrendeudamiento innecesario.

"Es muy importante que nuestras clientas no sólo vienen a sacar un crédito, sino por qué tienen problema en la casa o lo que sea, y tenemos una oferta integral, conocer cómo un banco que financia pero también como organización que orienta y ayuda a la emprendedora", dijo Rodolfo Medrano, director general de Pro Mujer en México.

Medrano especificó que el monto más grande por el que se le otorga un préstamos a una emprendedora es de 45 mil pesos, a plazos no mayores a un año, con una tasa de interés de alrededor de 40 por ciento.

Pro Mujer entregó en 2017 alrededor de 55 mil 500 créditos con una cartera de 450 millones de pesos en préstamos.