Empresas

Pierden empresas con concesiones carreteras

Raúl Murrieta, subsecretario de infraestructura de la SCT afirmó que las tres concesiones que presentan pérdidas son el puente Tecpan, el cruce fronterizo de Anzalduas y un libramiento en Irapuato. 
Ana Valle
18 febrero 2015 11:36 Última actualización 18 febrero 2015 22:44
 [Tres carreteras y dos obras de infraestructura hidráulica son las obras que han requerido de más recursos. / Cuartoscuro] 

[Tres carreteras y dos obras de infraestructura hidráulica son las obras que han requerido de más recursos. / Cuartoscuro]

Tres concesiones carreteras en México no son rentables para las empresas privadas y presentan pérdidas, en algunos casos relacionadas con temas coyunturales, dijo Raúl Murrieta, subsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Las empresas afectadas son Marhnos, con el puente internacional Anzaldúas; Hermes, con un libramiento de Irapuato; y Omega, con un puente en Guerrero.

Una de las concesiones con problemas es el puente de Tecpan, en Guerrero, que opera Omega, es la conexión entre Zihuatanejo e Ixtapa, y ha perdido tráfico por el entorno que se vivió en el estado, dijo el funcionario, tras su participación en el foro Mexico Infrastructure Summit 2015.

El segundo es el cruce fronterizo de Anzaldúas, de Marhnos, en el cual por mandato de Estados Unidos no se permite el acceso a transporte de carga y el tráfico diario se queda corto respecto al estimado, explicó Murrieta.

En tercer lugar está el Libramiento de Irapuato, de Hermes, para el cual fue sobreestimado el tráfico, aseguró.

“Estamos revisando caso por caso, nos interesa que se mantenga la certeza jurídica”, dijo el funcionario.

La respuesta del gobierno ante las pérdidas que están registrando las empresas dependerá de las capacidades del título de concesión y lo estipulado en el mismo, ya sea que se trate de causas de fuerza mayor o casos fortuitos, a fin de dar respuesta a las empresas.

“No estamos dejando solos a los privados, pero también debemos ser muy cuidadosos con los recursos públicos”, comentó Murrieta.

César Barrios, consultor independiente de infraestructura, explicó que se debe definir qué originó los malos cálculos o la falta de rentabilidad, si fue un tema del concesionario o del gobierno, con el fin de definir quién deberá resolver cada caso.

Un exfuncionario de SCT descartó que sea factible un rescate de los tramos, pues si las pérdidas fueran imputables a la dependencia, lo que procedería es reequilibrarlas con un mayor plazo de la concesión para que puedan recibir un mayor flujo.

Los títulos de concesiones carreteras incluyen razones para reequilibrar los contratos como problemas con el derecho de vía, ambientales, cambios en los proyectos y casos fortuitos.

Sin embargo, si el privado calculó de forma incorrecta el tráfico esperado, las pérdidas no son responsabilidad de SCT, consideró.

Luis Zárate, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, explicó que en estos casos se debe hacer un análisis para saber por qué la empresa está perdiendo.

Improductivas