Empresas

Trenes de alta velocidad dejan atrás a México

01 febrero 2014 6:26 Última actualización 18 diciembre 2013 20:39

 [Los trenes en operación en México son viejos y viajan a velocidades muy bajas. / Cuartoscuro]   


 
Stephanie Cuevas
 
Pese a que se esperaba que los trenes de pasajeros mexicanos fueran de alta velocidad, se quedarán lejos de los más rápidos del mundo.
 
El tren más veloz a nivel internacional es el Maglev Lo, de Japón, que alcanza una velocidad de hasta 500 kilómetros por hora, seguido por el Shinkansen, también de Japón, conocido como tren bala, que alcanza 443 kilómetros por hora. En tercer lugar se ubica el Transrapid, de China, que llega a 430 kilómetros por hora.
 
En contraste, el tren mexicano más rápido será el Transpeninsular, que irá de Mérida a Playa del Carmen, a una velocidad de 180 kilómetros por hora, con lo que hará el recorrido en un tiempo promedio de casi dos horas, mientras que el Maglev Lo, lo haría en menos de una hora.
 
“Los trenes de pasajeros que ya se tienen en México son muy pocos y estos viajan a velocidades mínimas de 70 kilómetros por hora”, dijo Alejandro Villarreal, asesor en infraestructura de BDO de México.
 
En la ruta del tren México-Toluca se espera utilizar vehículos que alcancen una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora.
 
“Las velocidades de los trenes están determinadas por las distancias para alcanzar la velocidad y el frenado, además de la orografía del terreno y el trazo de la vía, por ello, estos proyectos, al ser de distancias cortas, no podrían ser de alta velocidad, pero si podrían llamarse de semialta velocidad”, agregó Villarreal. 
 
En el caso de la Línea 3 del Tren Eléctrico Urbano de Guadalajara se anticipan trenes que alcancen una velocidad máxima de 90 kilómetros por hora, tres veces menor a la del AVRIL de España, que viaja a 380 kilómetros por hora. 
 
“Se podrían esperar futuros proyectos en los que se unan ciudades más distantes, como lo sería DF-Guadalajara o DF-Monterrey, con las cuales se necesitarían trenes más rápidos, pero también se tiene que ver la cuestión de viabilidad en cuanto a costos, rutas, etcétera”, expuso Villarreal. 
 
Se espera que para el primer trimestre del próximo año se publiquen las convocatorias para las licitaciones de obra y material rodante de estos proyectos que concluirán antes de que termine la presente administración.