Empresas

Transporte compartido y eléctricos; claves de la recuperación de VW

La compañía pretende vender 3 millones de autos eléctricos anuales y expandirse a servicios como Moia, para enfrentar a Uber, como parte de su proceso de recuperación tras el escándalo de las emisiones de sus vehículos diésel. 
Redacción
12 enero 2017 18:37 Última actualización 12 enero 2017 18:39
(Bloomberg)

El máximo representante de VW dijo que quieren vender 3 millones de autos eléctricos al año. (Bloomberg)

Volkswagen llegó a un acuerdo con las autoridades de EU el miércoles de pagar 4 mil 300 millones de dólares en multas, que elimina un obstáculo importante para que la automotriz se recupere de un escándalo de fraude en las emisiones de sus vehículos diésel.

Durante el Auto Show de Detroit, el fabricante alemán presentó el ID Buzz, vehículo eléctrico inspirado en la Volkswagen 'Combi', de 1960.

La compañía delineó un plan en junio para invertir más de 10 mil millones de euros en nueva tecnología, que comprende vehículos eléctricos y autónomos así como sistemas de transporte compartido.

 “Volkswagen seguirá impulsando cambios a nuestra manera de pensar y trabajar”, dijo Matthias Müller, máximo responsable de la firma, el miércoles en Detroit en el que expresó que la compañía “lamenta profundamente el comportamiento que dio origen a la crisis del diésel”.

La firma alemana
acordó pagar 4 mil 300 millones de dólares en multas civiles y criminales en un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, la penalidad más alta impuesta jamás sobre una automotriz.

Müller quiere que Volkswagen venda 3 millones de vehículos eléctricos por año, lo que representaría un 25 por ciento de sus ventas. La automotriz también se está expandiendo a servicios como la nueva marca Moia para enfrentar a Uber y a otros nuevos actores como Waymo de Alphabet Inc.

Las acciones de Volkswagen cayeron 0.7 por ciento a 149.90 euros a las 13:49 de Fráncfort. En vista de las perspectivas de recuperación, la acción frenó su caída desde que estalló el escándalo en 7.7 por ciento.

El fabricante alemán, con sede en Wolfsburgo, tiene los recursos necesarios para absorber el golpe más reciente. La liquidez neta de la división automotriz de Volkswagen fue de 31 mil 100 millones de euros a fines de septiembre y la empresa tiene un préstamo puente de 20 mil 000 millones de euros hasta mediados de 2017.

Con información de Bloomberg.