Empresas

Transnacionales vienen por el negocio de convenciones a México

Firmas especializadas en turismo de reuniones, como Maritz, Reed Exhibitions y Tarsus, llegarán a México, ante la oportunidad de mercado que se generará con la organización de congresos y convenciones en temas de energía y telecomunicaciones, así como automotriz y aeroespacial.
  [La sultana del norte logró reforzarse como el segundo destino de congresos y convenciones más importante del país, después de la Ciudad de México / El Financiero]

Las ventas del sector crecerían 10%, hoy ascienden a 18 mil mdd al año. (Archivo El Financiero)

Las reformas energética y de telecomunicaciones, así como el crecimiento de las industrias automotriz y aeroespacial no sólo están atrayendo a empresas de esos sectores, sino que firmas especializadas en turismo de reuniones, o conocidas como meeting planners, ya enfocan sus planes de negocios en México, ante la oportunidad de mercado que se generará con la organización de exposiciones, congresos y convenciones de estos temas.

La empresa estadounidense organizadora de reuniones de negocios, desde cinco personas hasta eventos masivos, Maritz, la alemana Messe Frankfurt Exhibition, así como las británicas Reed Exhibitions, Tarsus y UBM, hasta hace tres años se habían mantenido alejadas del territorio mexicano, ocupadas en conquistar al asiático, pero ahora incursionan en México y tienen los recursos para comprar a competidores y eventos consolidados, así como para hacer alianzas con actores locales, aseguraron.

El turismo de convenciones genera al año en México ventas y consumos directos por 18.1 mil millones de dólares, incluyendo el gasto de participantes, hospedaje, transporte, entre otros, según el estudio Dimensionamiento Económico del Turismo de Reuniones en México.

Cada empresa tiene una estrategia diferente para llegar al país, ya sea a través de alianzas con firmas locales, donde ceden parte del know how a cambio de la cartera de clientes, o instalan subsidiarias, las cuales realizan la compra parcial o total de eventos ya posicionados en México.

“Se dan muchas reuniones en telecomunicaciones, energía, aeroespacial, todos estos mercados verticales en que México destaca, porque están cambiando las cosas, está llegando mucha inversión y pensamos que nos estábamos perdiendo un pedazo de ese pastel”, dijo Eduardo Chaillo, director general para América Latina de Maritz Travel Company, especialista en organizar congresos y convenciones.

Chaillo anticipó que Maritz ya está trabajando en organizar en Mérida el congreso de la American Association of Petroleum Geologists, la cual atraería a 8 mil personas. Algunos de sus clientes a nivel internacional son: Honda, Chrysler, Procter & Gamble, Dupont, General Electric, Glaxo, Novartis y Microsoft, entre otras.

Armando de la Garza, presidente de la International Association of Hispanic Meeting Professionals Capítulo México, previó que el impulso que podría darle al turismo de reuniones la puesta en marcha de las reformas estructurales, en los primeros tres años, significaría un incremento del negocio a nivel nacional de al menos 10 por ciento.

“Esto que están haciendo las empresas se verá reflejado a mediano y largo plazo, pienso que pudiésemos hablar de un lapso de aquí a tres años, que es cuando vemos los resultados más tangibles, pudiéramos crecer un 10 por ciento en el tema de captación turismo extranjero vía turismo de reuniones”, consideró De la Garza.

México, junto con Indonesia, Singapur y Turquía serán líderes en exposiciones, ferias y eventos en el mundo, estimó Jaime Salazar, director en el país de United Business Media (UBM) firma especialista en la creación de exposiciones.

La empresa tiene proyectado invertir 100 millones de dólares en México hacia el 2016, de los que ya usó 40 millones. Recientemente, adquirió Expo Cihac, el evento más importante de la industria de la construcción y vivienda en el país, por 190 millones de pesos.

“¿Cómo cambia el panorama? de forma muy importante, primero empieza a consolidarse el mercado, es decir, de tener un segmento de muchas empresas y muchas exposiciones, los grandes jugadores como UBM, buscamos la consolidación”, resaltó Salazar.

Tarsus, con un ingreso anual de 75.9 millones de libras (122 millones de dólares), y considerada una de las empresas líderes en el sector a nivel mundial, llegó a México con la compra del 50 por ciento de dos eventos: Expo Manufacturas y Plastimagen, los cuales eran propiedad al 100 por ciento de EJ Krause.

Mientras que a través de 34 oficinas, la inglesa Reed Exhibitions organiza en 40 países más de 500 eventos para comercio y consumidores de 43 sectores industriales. Sólo en 2013 reunió a más de 6 millones de participantes en sus eventos.

ORGANIZAN EL NEGOCIO

Alejandro Gutiérrez, presidente de la Asociación Mexicana de Recintos Feriales, consideró que la llegada de estas grandes empresas muestra el momento económico que vive México; ya que los eventos son el escaparate comercial de las industrias.

La inversión que requiere un evento como Expo Cihac asciende a 75 millones de pesos, lo que incluye la renta de instalaciones y equipos de montaje, proveeduría, campañas de publicidad, costos de asesorías, viáticos y comisiones, de acuerdo con estimaciones de UBM.

“Los costos de un evento maduro que tenga 15 años de vida o más en el mercado, cuyas dimensiones sean de 30 mil metros cuadrados o más, tienen un costo mínimo de 60 millones de pesos”, estimó Salazar.

Las meeting planers cobran entre el 10 y el 15 por ciento de la inversión, de acuerdo con cálculos de Armando de la Garza.

“Negociar con profesionales garantiza que la gente llegue a tu evento, que tenga cero errores y los recursos que inviertes estarán canalizados específicamente a la realización de tu evento”, consideró De la Garza.

Empresas foráneas ven en México una oportunidad de negocio en la organización de reuniones que se desarrollarán con las reformas energética y de telecom.