Empresas

Trabajadores de IBM
en China, en huelga
por venta a Lenovo

Los trabajadores quieren salarios más altos si eligen transferirse a Lenovo o paquetes de indemnización más elevados si eligen dejar el empleo. La producción se mantiene suspendida por cuarto día seguido.
Reuters
06 marzo 2014 8:44 Última actualización 06 marzo 2014 8:49
Etiquetas
[Las ganancias de IBM subieron un 6%, pero las ventas bajaron un 4% de lo estimado / Bloomberg]  

[Las ganancias de IBM subieron un 6%, pero las ventas bajaron un 4% de lo estimado / Bloomberg]

SHENZHEN.- Más de mil trabajadores de una fábrica de IBM en el sur de China han iniciado una huelga debido a los términos de su transferencia al fabricante chino de computadoras Lenovo.

Los términos se derivan del traspaso del negocio de servidores de bajo costo de la compañía estadounidense al grupo chino por 2 mil 300 millones de dólares.

Varios trabajadores reunidos en la puerta de entrada de la fábrica de International Business Machines Corp en Shenzhen dijeron que la producción se mantiene suspendida por cuarto día seguido.

"Hasta ahora no hemos escuchado nada de la gerencia o el gobierno en respuesta a nuestras demandas", comentó Hou Hongbo, que trabaja en la fábrica desde hace 10 años. "La actitud de la compañía hasta ahora es ignorarnos, pero la totalidad de la producción permanece interrumpida".

Los trabajadores quieren salarios más altos si eligen transferirse a Lenovo o paquetes de indemnización más elevados si eligen dejar el empleo. Hou dijo que estaban determinados a continuar con su medida de fuerza.

"Sin duda seguiremos de huelga mañana", anunció.

Los términos ofrecidos a los trabajadores en la fábrica de International System Technology Company en Shenzhen son "en conjunto comparables a lo que reciben actualmente", explicó la portavoz de IBM Florence Ma en una declaración por email.

Si los trabajadores eligen irse, recibirán un "paquete de indemnización equitativo", dijo Ma.

"Esperamos que los empleados decidan quedarse en ISTC", agregó la portavoz.

Lenovo declinó hacer comentarios.

Los trabajadores de fábricas chinas están recurriendo cada vez más a protestas y cierres de plantas
cuando sienten que los términos de adquisiciones internacionales no son suficientemente buenos o las condiciones laborales han empeorado.