Empresas

Toyota pagaría mil mdd
por terminar acusaciones en su contra en EU

De llegar a un acuerdo, se podría poner fin a una investigación de 4 años de uno de los episodios más vergonzosos de la automotriz japonesa a nivel internacional.
Reuters
08 febrero 2014 11:6 Última actualización 08 febrero 2014 12:0
Toyota, Lexus, autos,

Toyota retiró millones de vehículos desde el 2009 por problemas de aceleración imprevista. (Bloomberg)

La automotriz Toyota Motor Corp está cerca de lograr un acuerdo para pagar mil millones de dólares para resolver una investigación criminal sobre cómo reveló las quejas de sus clientes respecto a aceleraciones imprevistas hace algunos años, informó el Wall Street Journal citando a fuentes anónimas.

Toyota podría alcanzar el acuerdo con las autoridades de Estados Unidos dentro de semanas, informó el Journal citando a las fuentes, poniendo fin a una investigación de cuatro años de uno de los episodios más vergonzosos de la automotriz japonesa a nivel internacional.

El acuerdo bajo negociación aún podría colapsar, o el monto del acuerdo podría cambiar, dijeron las fuentes según las citó el diario.

"Toyota sigue cooperando con la oficina del fiscal de Estados Unidos en este tema", dijo la portavoz Julie Hamp en un comunicado enviado por correo electrónico.

"Y en los casi cuatro años desde que comenzó esta investigación, nosotros hemos realizado cambios fundamentales para volvernos más receptivos y concentrados en nuestros clientes, y estamos comprometidos a seguir mejorando", agregó.

Los fiscales de Manhattan están investigando si Toyota realizó revelaciones falsas o incompletas a los reguladores estadounidenses sobre posibles defectos en sus vehículos, dijo el Journal citando a personas con conocimiento del tema.

Las investigadores también están buscando posibles violaciones de fraude por correo o electrónico relacionadas con las supuestas revelaciones falsas, dijo el Journal sin entregar más detalles.

Toyota enfrenta cientos de demandas por los problemas de aceleración, que ganaron notoriedad pública después de las muertes de un patrullero de carreteras de California y su familia que supuestamente fueron provocadas por la aceleración imprevista de su Lexus.

Eso llevó a la automotriz japonesa a retirar millones de vehículos desde el 2009. En ese entonces, el retiro y las demandas resultantes fueron una sorpresa para una compañía que por largo tiempo había sido asociada con calidad y confiabilidad.

Toyota ha sido objeto de más de 200 propuestas de demandas colectivas y 500 demandas individuales que reclaman daños personales o a la propiedad provocados por los supuestos problemas de aceleración.