Empresas

Toyota llama a revisión a 1.67 millones de autos

Los llamados de la automotriz japonesa tienen el objetivo de arreglar tres defectos. El japón serán arreglados alrededor de 1.05 millones de vehículos, mientras que en el mercado exterior se contemplan unos 615 mil. 
Reuters
15 octubre 2014 7:32 Última actualización 15 octubre 2014 7:32
Toyota

Toyota (Bloomberg)

La japonesa Toyota Motor Corp llamará a revisión a 1.67 millones de vehículos en todo el mundo, una decisión voluntaria para arreglar tres defectos distintos, uno de los cuales está relacionado con un cilindro que podría afectar al desempeño de los frenos.

Toyota
dijo en un correo electrónico que no tenía constancia de ningún choque, heridos o muertos como consecuencia de los defectos.

Unos 1.05 millones serán llamados en Japón y 615 mil en el extranjero, entre los que se encuentran modelos de Toyota como Crown Majesta, Crown, Noah, Voxy, Corolla Rumion y Auris, así como más de docenas de modelos de Lexus, la marca de lujo de la japonesa.

La rapidez con la que los fabricantes de automóviles comparten información con reguladores y clientes se encuentra bajo escrutinio mundial desde la enorme retirada de vehículos que en 2009 castigó la reputación y las ventas de Toyota.

La mayoría de los llamados a revisión de automóviles son voluntarios.

En abril, Toyota llamó a revisión a 6.39 millones de vehículos en todo el mundo en abril, la segunda mayor iniciativa de este tipo de su historia.

Dos meses después, emitió un comunicado para revisar casi 2.3 millones de vehículos a escala internacional por un defecto en los airbag que también perjudicó a otros fabricantes de automóviles.

Dentro del último anuncio, se revisarán unos 802 mil modelos Crown Majesta, Crown, Noah y Voxy fabricados entre junio de 2007 y junio de 2012 para sustituir una goma en el cilindro maestro del freno para evitar fugas del líquido de frenos.

Un segundo llamado afecta a unos 759 mil vehículos en todo el mundo, entre ellos 423 mil en Estados Unidos, para arreglar tubos de combustible defectuosos que, en el peor de los casos, podrían provocar un incendio por fuga de carburante. Algunos de estos vehículos también están considerados en la primera revisión.

Además, Toyota arreglará en Japón 190 mil modelos Corolla Rumion y Auris fabricados entre octubre de 2006 y octubre de 2014 que no estaban equipados con una característica para arreglar la unidad de control de emisiones evaporables.