Empresas

Toyota le ‘guiña el ojo' otra vez a Donald Trump

La automotriz japonesa anunció que invertirá 600 millones de dólares y creará 400 empleos en una planta en Indiana, semanas después de que el presidente la criticara por sus planes en México.
Bloomberg
24 enero 2017 12:42 Última actualización 24 enero 2017 12:53
Logo de Toyota

Logo de Toyota. (Reuters)

Toyota Motor invertirá 600 millones de dólares y agregará 400 empleos en una planta de ensamblaje en Princeton, Indiana, semanas después de que Donald Trump criticara al mayor fabricante de automóviles de Japón por su plan de abrir una planta en México.

La inversión es parte de un plan de inversión de 10 mil millones de dólares durante los próximos cinco años que el fabricante de automóviles anunció a principios de este mes para expandir y modernizar sus fábricas en Estados Unidos, según un comunicado.

La expansión en Indiana aumentará la producción del Highlander, el segundo vehículo deportivo más vendido de Toyota en Estados Unidos, en 40 mil unidades al año. La planta emplea actualmente a 5 mil 100 trabajadores.

"Este proyecto de expansión es parte de la estrategia de localización de Toyota para construir vehículos donde se venden", dijo la firma en el documento, en el que no mencionó al presidente Trump por su nombre.

Durante su campaña, Trump criticó los planes de Ford Motor de cambiar la producción de automóviles pequeños a México.

Desde que ganó la elección, atacó a General Motors, BMW y Toyota .
El 5 de enero, el presidente criticó a la japonesa por sus planes, anunciados hace 20 meses, de construir una planta en Guanajuato. Dijo que o la empresa construye una fábrica en Estados Unidos, o pagaría un impuesto fronterizo.

La planta de Princeton de Toyota en Indiana construyó cerca de 402 mil minivans Sienna y Sequoia y SUVs Highlander el año pasado.

La compañía dijo que invertiría 100 millones de dólares y agregaría 300 puestos de trabajo en la misma fábrica en agosto de 2014, cuando el ahora vicepresidente Mike Pence era todavía gobernador del estado.

Pence se reunió con ejecutivos de Toyota el 10 de enero, aunque no discutieron las operaciones de la automotriz en México, según la compañía.

Toyota está "100 por ciento a favor" de los esfuerzos de Trump para promover empleos de clase media bien remunerados en Estados Unidos, dijo Jim Lentz, director ejecutivo de las operaciones norteamericanas de la compañía, en una entrevista realizada el 9 de enero en Detroit.

"A medida que avanzamos, la próxima vez que necesitamos más capacidad de montaje entendemos su deseo de tenerlo en los Estados Unidos”, dijo Lentz, refiriéndose a Trump.