Empresas

Toyota cede liderazgo a VW; entregas mundiales caen 2.3% en 1T16

Mientras que las entregas mundiales de vehículos cayeron un 2.3% a 2.46 millones en el período entre enero y marzo, las de Volkswagen en este período aumentaron un 0.8% a 2.5 millones.
Bloomberg
26 abril 2016 7:36 Última actualización 26 abril 2016 7:44
Toyota Camry, tomado de http://toyotacamry.com.mx/

Toyota Camry, tomado de http://toyotacamry.com.mx/

Toyota Motor Corp. sufrió una caída de las ventas durante el primer trimestre y quedó por detrás de Volkswagen AG, debido a una serie de problemas en la cadena de producción que podrían poner en peligro el liderazgo del fabricante japonés en las listas de ventas durante los últimos cuatro años.

Las entregas mundiales de vehículos cayeron un 2.3 por ciento a 2.46 millones en el período entre enero y marzo, según dijo la portavoz de Toyota, Kayo Doi, por teléfono el martes. Las entregas de Volkswagen en este período aumentaron un 0.8 por ciento a 2.5 millones pese a enfrentarse a la peor crisis de la historia de la compañía.

Toyota, que tuvo que cerrar plantas de ensamblaje en el mercado nacional durante una semana en febrero, anticipa una caída de la producción de otros 80 mil vehículos por los terremotos más devastadores de Japón desde marzo de 2011. La caída de la producción pondrá a prueba la capacidad de Toyota para mantener su liderazgo en ventas mundiales de automóviles durante 5 años. Por su parte, Volkswagen ha registrado un crecimiento de las ventas en China y Europa aunque se ha visto obligada a recortar el dividendo y aumentar las provisiones por el escándalo del fraude de las emisiones.

“Estamos haciendo todo lo posible para entender la situación actual y trazar un plan de recuperación”, dijo Hiroji Onishi, un gerente de Toyota, acerca de los cierres más recientes durante una reunión con los medios el domingo en Pekín, antes de la mayor feria del automóvil en China. “Esto ha afectado a muchas partes, modelos y plantas”.

Toyota no ha sido el único fabricante que registró una caída de las ventas durante el trimestre. General Motors Co. anunció un descenso del 2.5 por ciento a 2.36 millones de vehículos por la crisis de los mercados en Sudamérica y la desaceleración del sector de vehículos comerciales en China.

Las entregas de Volkswagen subieron un 6.4 por ciento en China y un 3,5 por ciento en Europa occidental en los tres primeros meses del año, la segunda vez que sobrepasa a Toyota en ventas trimestrales en el último año. Pero la victoria sobre Toyota es un triunfo agridulce ya que el fabricante alemán ha tenido que apartar 16 mil 200 millones de euros para cubrir los costes derivados del escándalo de las emisiones.

En la actualidad la atención del sector está centrada en el cumplimiento de las normativas sobre el ahorro de combustible y los estándares de emisiones en lugar de las cifras de ventas, tras la admisión de Volkswagen en septiembre de que había incluido un sistema fraudulento en sus vehículos diésel a fin de eludir la normativa medioambiental estadounidense.

Mitsubishi Motors Corp. anunció la semana pasada que había manipulado cifras de pruebas y que había maquillado los números relacionados con el ahorro de combustible de sus vehículos pequeños en Japón. Daimler AG investigó el proceso de certificación de emisiones de sus automóviles a petición del Departamento de Justicia estadounidense. Por su parte, las autoridades contra el fraude allanaron al fabricante francés PSA Group.

Toyota restableció sus operaciones de ensamblaje el lunes tras los terremotos en la isla de Kyushu al sur de Japón, y se espera que más operaciones vayan reanudando su actividad para el jueves, según un comunicado el 20 de abril.

En febrero el fabricante suspendió operaciones por una explosión y un incendio en una fábrica operada por su socio Aichi Steel Corp., provocando trastornos en la cadena de abastecimiento de componentes de motores, transmisión y chasis. La producción de Toyota cayó ese mes un 17 por ciento a los 298 mil 839 vehículos.