Empresas

Tortas ahogadas, protagonistas de nuevas franquicias

10 febrero 2014 4:53 Última actualización 03 julio 2013 10:39

[Cortesía] 


 
Adriana Rodríguez Canales
 
Jalisco se ha posicionado como una de las entidades de mayor recepción y creación de conceptos franquiciantes, y ocupa hoy en día el segundo lugar dentro de los estados de mayor importancia para el sector, sólo por debajo del Distrito Federal.
 
De acuerdo con la Asociación Mexicana de franquicias, Jalisco alberga a 13% del total de las franquicias que existen en la República Mexicana, a través de 70,000 puntos de venta, que generan más de 65,000 empleos.
 
Pero además, la creatividad jalisciense se ha visto reflejada en la generación de aproximadamente 170 marcas de diversos giros, destacándose el gastronómico, que ahora lanza al mercado inversionista dos nuevos conceptos: Las de Guanatos y Las Ahogadas de Jalisco.
 
Tapatíos del sur
 
Las de Guanatos es un restaurante-bar que nace en la ciudad de Cancún, pero sus creadores son originarios de Guadalajara. En su modelo, que lleva operando 8 años, combinaron un ambiente informal y relajado con los platillos y bebidas típicos de Jalisco, en donde las estrellas son las micheladas y las tortas ahogadas.
 
Hoy en día cuentan con 6 unidades propias, y acaban de abrir su primera franquicia. Su proyecto es iniciar con la expansión en toda la República Mexicana, abriendo alrededor de 3 unidades por año.
 
“En nuestro concepto nos estamos enfocados a manejar precios accesibles, y podemos llegar desde a la clase media hasta la clase alta. Esto nos permite tener una diversificación en ubicaciones, y llegar a  más gente, lo que te garantiza un flujo diario que finalmente se traduce en un negocio noble y rentable.
 
“Después de ocho años nos sentimos muy capacitados para darle el soporte necesario a un franquiciatario, porque también tuvimos 2 unidades que cerraron, y con éstas aprendimos lo que no se debe de hacer. Esto es lo que queremos transmitirle al franquiciatario”, comentó Livia López, cofundadora de la empresa.
 
A lo largo de estos años, han perfeccionado la estandarización en sus procesos, de manera que han logrado que en todas sus unidades la comida sepa igual. Además ya cuentan con un comisariato, a través del cual surten algunos de los insumos clave, para que no se pierda la calidad y el sabor característico de sus platillos.
 
También cuentan con una lista de proveedores exclusivos, con los que ya tienen acuerdos comerciales y pueden manejar precios más económicos que el resto del mercado. Y hay otros productos en donde el franquiciatario puede escoger a un proveedor local.
 
Para establecer un local, se requiere de una inversión de tres millones 104,000 pesos, que ya incluye la cuota inicial de franquicia. El retorno de la inversión está estimado en 23 meses, con una rentabilidad aproximada de 30 a 35% antes de impuestos. Cobran 4% de regalías.
 
Al estilo Jalisco
 
Las Ahogadas de Jalisco es un concepto de restaurante mexicano, que tiene como misión llevar al comensal a vivir Jalisco, desde la comida y las bebidas, hasta la decoración y la música. En el lugar, los comensales pueden disfrutar de las tradicionales tortas ahogadas, carne en su jugo y birria, o bebidas típicas de Jalisco como el tejuino.
 
“La idea nació hace tres años, porque nos dimos cuenta que el estado tiene una gastronomía muy rica, pero a menos de que vayas para allá, es complicado que encuentres estos platillos en el resto del país. En nuestros restaurantes buscamos mezclar lo tradicional con lo moderno, y creamos un concepto atractivo tanto para el mercado nacional, como para los visitantes extranjeros”, comentó James Kramer, gerente de comercialización y operaciones de la franquicia.
 
Hoy en día tienen 3 sucursales, y están empezando con la franquicia. El proyecto es desarrollarse inicialmente en la región centro del país, sobre todo en el Distrito Federal y el estado de México, y esperan cerrar el año con 6 sucursales, es decir, abrir 3, de las cuales sería una propia y 2 franquicias.
 
Kramer señaló que si bien la oferta de restaurante es muy amplia en México, no existen cadenas grandes que se especialicen en este tipo de comida. “Creemos que la comida de Jalisco es muy conocida en toda la República Mexicana, pero es una realidad que muchas personas sólo han oído hablar de ella y no la han probado, o quienes ya lo hicieron, sólo han podido hacerlo cuando viajaron para allá. Nosotros acercamos Jalisco a todo el país”, dijo.
 
Agregó que con la finalidad de garantizar un sabor tradicional, muchos de los insumos principales vienen directamente del estado, como el tejuino, los rollos de guayaba, algunos chiles, entre otros.
 
“Nosotros proveemos todos los insumos que pudieran afectar directamente el sabor de la comida o las bebidas en el cliente final; tenemos alianzas con refresqueras y cerveceras, y para los insumos que no proveemos, damos libertad al inversionista para que los busque”, explicó el empresario.
 
El modelo requiere entre 1 millón 200,000 y 1 millón 500,000 pesos para invertir, más una cuota inicial de franquicias de 300,000 pesos. El retorno de la inversión está entre los 30 y los 36 meses.
 
Cobran 5% de regalías, más 1% para publicidad local y otro 1% para publicidad institucional.
 
 
Información proporcionada por El Financiero Bajío.