Empresas

Todo se vale en anuncios de cigarrillos electrónicos

10 febrero 2014 4:43 Última actualización 04 agosto 2013 11:38

 [Bloomberg] 


 
AP
 
Virginia.- Las empresas que se disputan el mercado del cigarrillo electrónico han revivido técnicas publicitarias de mercadeo que las empresas tabacaleras utilizaron hace décadas para hacer de millones de estadounidenses fumadores regulares.
 
Utilizan anuncios en taxis y paradas de autobús, patrocinan carreras de coches y eventos y animan a los fumadores a "elevarse de las cenizas" y recuperar su libertad en elegantes anuncios de televisión con personalidades como la actriz Jenny McCarthy.
 
La Administración de Alimentos y Medicinas piensa establecer normas en los productos y el mercadeo de los cigarrillos electrónicos en el futuro cercano. Pero por ahora, todo es posible.
 
"Ahora es como en el lejano oeste", dijo Mitch Zeller, director del Centro para Productos del Tabaco de la FDA (por sus siglas en inglés) en una entrevista reciente con The Associated Press.
 
Los cigarrillos electrónicos funcionan con pilas y están hechos de plástico o metal. Calientan una solución de nicotina y crean un vapor que inhalan los usuarios. De este modo, los usuarios reciben su nicotina sin los miles de productos químicos, alquitrán u olor de los cigarrillos regulares. Y además pueden tener en sus manos un producto con forma de cigarrillo mientras fuman, exhalando algo que parece humo.
 
Hasta ahora, no hay muchas pruebas científicas de que los cigarrillos electrónicos ayuden a dejar de fumar o fumar menos, y no está claro cuán seguros son. Empero, las tácticas de mercadeo han planteado temores de que los fabricantes del aparato podrían tentar a los jóvenes a usar algo que podría causar adicción.
 
La industria comenzó vendiendo los cigarrillos electrónicos en internet y los quioscos de los centros comerciales. Las ventas se han disparado de miles de usuarios en el 2006 a varios millones en todo el mundo, con más de 200 marcas para elegir. Algunos cigarrillos electrónicos figuran en lugares destacados en los mostradores de tiendas y estaciones de servicio, espacio inaccesible a los cigarrillos de tabaco.
 
Los analistas calculan que las ventas de cigarrillos electrónicos podrían alcanzar 2,000 millones de dólares para fines de año. Algunos sostienen que el uso de los cigarrillos electrónicos podría superar el de los tradicionales en la próxima década. Los ejecutivos de las empresas tabacaleras destacaron que los cigarrillos electrónicos han afectado ya las ventas de los cigarrillos tradicionales.
 
El debate sobre las tácticas de mercadeo se ha intensificado ahora que las mayores empresas tabacaleras del país están ofreciendo sus propios cigarrillos electrónicos con el propósito de diversificar su negocio más allá de las ventas tradicionales. La gente fuma menos cigarrillos debido a los mayores impuestos, las prohibiciones de fumar, los temores sanitarios y el estigma social, aunque los precios más elevados han protegido los ingresos de las tabacaleras.
 
Empresas como NJOY y Blu Ecigs se anuncian en televisión, medio prohibido a los cigarrillos desde hace más de 40 años. LOGIC ha colocado anuncios en el exterior de taxis en Nueva York. Swisher International Inc., patrocina carreras de coches para promover sus cigarrillos electrónicos y cigarros e-Swisher y tiene un contrato de dos años para ser la patrocinadora oficial de los cigarrillos electrónicos en la Serie Mundial de Póker.
 
Blu, adquirida el año pasado por la tercera empresa tabacalera más grande de Estados Unidos Lorillard Inc., ha patrocinado además un coche Indy y el festival musical Bonnaroo de 2013.