Empresas

Tierra y Armonía hace negocio con vivienda media y residencial

01 febrero 2014 9:37 Última actualización 05 noviembre 2013 15:47

[Tierra y Armonía ha tenido un crecimiento del 163% en los últimos seis años. / Tomada de Tierra y Armonía]  


 
 
 
 
Gabriela Chávez
 
 
 
GUADALAJARA, Jalisco.- Con crecimiento sostenido de 163 por ciento en los últimos seis años, la empresa inmobiliaria Tierra y Armonía (TyA) prevé mantener su dinamismo en el segmento de vivienda media y residencial en Jalisco y Rivera Nayarit en 2014, señaló su director corporativo Bernardo Perera del Palacio.
 
 
“Lejos de la problemática de otras vivienderas”, para el próximo año la firma prevé incorporar otros dos desarrollos para llegar a un total de 25 proyectos en su portafolio comercial, además de seguir siendo la mejor opción de fondos de inversión dedicados a bienes raíces, añadió Perera.
 
 
Actualmente TyA tiene alianza con dos fondos internacionales: el español Anida, filial inmobiliaria del Grupo BBVA y Mira Companies.
 
 
Este último fondo forma parte desde 2007 de Black Creek Group, firma estadounidense que maneja inversiones en bienes raíces de fondos institucionales del sector residencial.
 
 
“Estos fondos confían en nosotros porque ofrecemos buenos rendimientos a sus inversionistas”, indicó el directivo.
 
 
Tierra y Armonía se especializa en desarrollar comunidades cuidadosamente creadas para la clase media, la cual es “la que más ha estado creciendo sobre todo en ciertas zonas como el Occidente del país”, señaló el director de Finanzas y Fondeo Corporativo de la firma, Jesús Domínguez González quien indicó que esto refuerza las expectativas de crecimiento en la región.
 
 
Del 2011 al 2012 la empresa creció en número de unidades 53 por ciento y este año prevé avanzar 4.7 por ciento arriba de la meta al comienzo del año que era de 40.3 por ciento por la desaceleración, añadió.
 
 
“Estimamos cerrar con una colocación arriba de 2 mil unidades en 2013 luego que en 2012 estuvimos por debajo de las 2 mil”, indicó Domínguez, quien, sin embargo, pronosticó una reactivación en 2014 que permitiría alcanzar crecimientos “mayores a dos dígitos”, puntualizó.
 
 
Sobre los puntos que los diferencian y los han mantenido fuertes mencionó el acierto de haberse deslindado desde hace seis años de la vivienda de interés social, la “generosidad urbana” de sus proyectos aún en casas de 500 mil pesos.
 
 
“No somos de los que construimos, vendemos y nos vamos corriendo después de entregar, nos quedamos a educar a los residentes a continuar con el mantenimiento, la sustentabilidad, a aprender a vivir en armonía. Tenemos una metodología de seguimiento de lo que es la vida condominal. Por decir así, nos quedamos 'coucheando' a los clientes sobre el concepto de vida en condominio para generar una plusvalía dentro de sus viviendas”, concluyó Perera.