Empresas
franquicias

The Barber’s Spa 'apapacha' al
hombre moderno

La potosina The Barber’s Spa ofrece servicios como pedicure, manicure, tratamientos para la caída del cabello, depilación definitiva, tratamientos faciales, además de masajes relajantes exclusivos para hombres.
Carlos Guzmán
04 diciembre 2014 21:28 Última actualización 19 marzo 2015 18:13
The Barber’s Spa

Además de cortes de cabello, ofrece tratamientos como manicure, depilación y masajes. (Cortesía)

The Barber’s Spa es una franquicia enfocada en brindar servicios de cuidado personal exclusivos para hombres, sin limitarse a la tradicional barbería o peluquería, e incluyendo campos que antes eran poco comunes para el género, como son pedicure, manicure, tratamientos para la caída del cabello, depilación definitiva, tratamientos faciales, además de masajes relajantes.

Este negocio nació en 2009, de la incubadora del Tecnológico de Monterrey Campus San Luis Potosí y de la mano de Pamela Tomás, emprendedora que creó el concepto tras un exhaustivo estudio de mercado, desde el cual determinó que el campo del cuidado personal y belleza para los hombres era poco atendido, además de que cada vez era más demandado.

De acuerdo con Antonio Tomás, gerente general de la operadora de franquicias que maneja The Barber’s Spa y otros dos negocios similares, el estudio reveló que cuando un hombre deseaba cubrir sus necesidades de cuidado personal tenía que asistir a lugares creados para mujeres, lo cual muchas veces no resultaba tan cómodo.

“Descubrimos que los fines de semana los spas de mujeres estaban llenos de hombres”, señaló el directivo, al tiempo que recalcó que uno de los principales objetivos siempre fue englobar todos los servicios para los hombres, empleando personal capacitado y ofreciendo un servicio profesional, moderno, exclusivo y que englobe lo que un hombre necesita para su cuidado personal.

“Todo el personal se capacita en la unidad piloto en San Luis Potosí.Se hace una selección escrupulosa del personal, un reclutamiento con pruebas para garantizar que los servicios se brinden de la mejor manera”, dijo.

Pese al rápido ascenso del negocio, que tras dos años de haber arrancado se convirtió en franquicia, no todo ha sido tan sencillo, pues el directivo afirmó que uno de los principales retos fue atraer al cliente desde un inicio.

“A diferencia de las mujeres, el hombre es muy difícil que tome la decisión de cambiar a su peluquero o estilista”, dijo.

Otro de los retos que se tuvieron que enfrentar, a decir del directivo, fue identificar las necesidades de los hombres de cada región del país, pues hay tendencias que varían de un lugar a otro.

“En Guadalajara y Monterrey la depilación es socorrida, algo que no es tan común en Saltillo. Mientras que en el DF los faciales, corporales y los masajes relajantes son lo más solicitado”, detalló Tomás.

Además, la franquicia dispone de productos especializados para la piel y el cabello con las características del hombre, desde capilares o shampoos, hasta cremas y lociones.

Existen dos modelos de negocio, uno tradicional y otro VIP, con inversiones de 650 mil y 850 mil pesos, respectivamente. Ambos incluyen equipamiento, productos, uso de la marca, capacitación del personal, así como un estudio previo de mercado.

La franquicia cuenta con certificación del Inadem, por lo que existen facilidades de crédito para poder adquirirla, aseguró el emprendedor.

The Barber’s Spa
cuenta con dos hermanos mayores: Buena Imagen, nacida para llevar a la ciudad los spas de sitios para vacacionar; y Corpobelo, enfocada a atender al público con un menor poder adquisitivo.

1
A relajarse

De 650 a 850 mil pesos es la inversión que se requiere para comprar la franquicia, junto con el equipamiento, productos, uso de la marca y capacitación de personal.

The Barber’s Spa