Empresas

Texas demanda a VW
y CEO se disculpa
ante Congreso de EU

Hoy fue un mal día para Volkswagen en Estados Unidos, puesto que fue demandada por Texas por violar sus leyes de protección
al consumidor y Michael Horn, su presidente en ese país, ofreció una disculpa ante congresistas.
AP
08 octubre 2015 21:48 Última actualización 08 octubre 2015 21:48
VW

Volkswagen recibió una demanda del estado de Texas por violar sus estándares de aire limpio. (Bloomberg)

Texas interpuso una demanda contra Volkswagen en la que argumenta que la manipulación que hizo el fabricante de automóviles de las mediciones de emisiones contaminantes violó las leyes estatales de protección al consumidor y los estándares de aire limpio.

Ken Paxton, secretario de Justicia del estado, dijo hoy que Texas buscará una indemnización para los consumidores, así como un mandato judicial y penas civiles para prohibir violaciones futuras.

VW indicó que instaló dispositivos diseñados para engañar las pruebas de emisiones contaminantes en muchos vehículos Volkswagen y Audi a diésel desde los modelos de 2009.

Paxton dijo que los texanos adquirieron unos 32 mil vehículos con estos dispositivos. Hay aproximadamente 49 concesionarias autorizadas de VW en todo el estado.



JEFE DE VOLKSWAGEN EN EU SE DISCULPA ANTE EL CONGRESO
El director general de Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn ofreció una sentida disculpa, pero al mismo tiempo se distanció el jueves del escándalo de emisiones que acosa a la armadora automotriz número uno del mundo, asegurando que los más altos funcionarios corporativos no tenían conocimiento del software instalado en 11 millones de vehículos de motor diésel para pasar las pruebas de emisión de contaminantes.

A pesar de que dijo que no ha sido informado sobre los hallazgos preliminares de la investigación interna, Michael Horn comentó a una subcomisión del Congreso que un pequeño grupo de desarrolladores de software en Alemania fueron los responsables del código computacional que permitió a los autos engañar las pruebas emisiones realizadas por el gobierno de Estados Unidos. Tres directores de menor nivel han sido suspendidos a causa del escándalo.

"A mi entender, esta no fue una decisión corporativa, fue algo realizado por individuos", comentó Horn, quien admitió que personalmente se siente engañado. La explicación dejó incrédulos a los miembros del panel de investigadores de la Cámara de Representantes. "Estoy de acuerdo en que es muy difícil de creer", admitió Horn.

1
 

 

michael horn

A mi entender, esta no fue una decisión corporativa, fue algo realizado por individuos

El representante republicano de Nueva York, Chris Collins, fue uno de los legisladores que dijo no aceptar la caracterización de Volkswagen de que "esto fue obra de un par de ingenieros malvados". Collins, ingeniero de carrera, insinuó que una estrategia tan complicada no pudo realizarse sin la complicidad de supervisores de alto rango en varias secciones de la compañía.

"Lo que he detectado aquí y espero puedan trasmitir a la junta, a las personas que dirigen Volkswagen en Alemania, es que hasta ahora, la respuesta es inadecuada", dijo Collins. "Es una muestra de arrogancia. Es una muestra de que aún no admiten la severidad de su problema".

Durante más de dos horas, Horn se sentó de manera tranquila, ocasionalmente bebiendo un vaso con agua mientras los obturadores de los fotógrafos trabajaban. Cuando los funcionarios electos mostraron su enojo, decepción y escepticismo en la empresa en la que ha trabajado durante casi la mitad de su vida, el ejecutivo alemán de 51 años se disculpó, pero no brindó más información.

El gobierno señala que los autos son seguros para conducir, pero Horn insinuó que Volkswagen podría compensar a algunos de los dueños, posiblemente pagándoles por el valor perdido de sus vehículos. Hasta ahora, la compañía ha apartado más de 7 mil millones de dólares para atender el escándalo, aunque Horn reconoció que eso podría no ser suficiente.

Horn informó que VW planea retirar las solicitudes para la certificación de emisiones de Estados Unidos para sus autos modelo 2016 de Jetta, Golf, Passat y Beetle con motor diésel. Eso generó preguntas sobre la inclusión de un "dispositivo tramposo" similar al de los modelos anteriores en los nuevos vehículos.

Liz Purchia, portavoz de la Agencia de Protección Ambiental, EPA por sus siglas en inglés, señaló que Volkswagen recientemente dio información a la agencia sobre un "dispositivo de control auxiliar de emisiones". La EPA y la Junta de Recursos Ambientales de California investigan "la naturaleza y propósito" del dispositivo".