Empresas

Tesla y GM buscan encender mercado
de coches eléctricos

La venta de autos eléctricos en México se había visto limitada a poco más de 200 unidades, pero con la entrada del Model S de Tesla y del Chevrolet Volt de General Motors se reactiva este mercado.
Axel Sánchez
22 diciembre 2015 21:9 Última actualización 23 diciembre 2015 4:55
ME Tesla vegano

ME Tesla vegano

La entrada del Model S de Tesla y del Chevrolet Volt de General Motors viene a encender la venta de autos eléctricos que se ha quedado limitada a poco más de 200 autos en el mercado mexicano.

General Motors tiene una apuesta fuerte por ofrecer unidades con precios accesibles.

“Con el Spark EV logramos ingresar al mercado de autos eléctricos con un vehículo que tiene una buena movilidad en la Ciudad de México, pero con el Chevrolet Volt habrá mayor capacidad de desplazamiento, por ejemplo, a otros estados”, dijo en entrevista Erika De Witt, gerente de Mercadotecnia de Chevrolet Autos.

La directiva refirió que el desarrollo de la empresa seguirá en el camino de hacer automóviles que estén más cerca de un público mayor, aunque saben que eso tomará tiempo.

El Chevrolet Volt, que se vende en 638 mil pesos, competirá de cerca con el BMW i3 cuyo precio ronda los 690 mil pesos. Mientras que el Leaf de Nissan, de 548 mil pesos, se encuentra en el nicho del Chevrolet Spark EV, por 399 mil pesos.

El Model S de Tesla entró al mercado mexicano en los primeros días de diciembre y a pesar de que no se tiene un precio en pesos, el auto está apostando por competir con el modelo i8 de BMW (que es un súper lujo híbrido), con un valor de 2.5 millones de pesos.

Ricardo Reyes, vicepresidente global de comunicación de Tesla, destacó que el plan de la firma es competir en la gama alta de vehículos con marcas como Mercedes Benz, BMW, Audi, entre otras.
En estados Unidos, el Model S se vende por 75 mil dólares, lo que equivale a un millón 290 mil pesos, sin incluir IVA, ni gastos de logística por su transportación.

“Debido a que el punto de gravedad es más bajo en el auto (Model S), puede tomar curvas demasiado bien, demasiado estable y puede tener un comportamiento tan alto como un Ferrari o un Corvette”, aseguró un conductor de Tesla durante una prueba de manejo.

Las baterías del Model S dan una independencia de 425 kilómetros.