Empresas

Tesla se 'energiza' con batería; logra pedidos por 800 mdd

El timonel de Tesla, Elon Musk, ha calificado de "impresionante" el volumen de demanda que ha tenido su batería para empresas y hogares desde su presentación; sin embargo, se debe tomar con reserva, pues los pedidos no siempre significan ventas. 
Bloomberg
08 mayo 2015 13:21 Última actualización 08 mayo 2015 13:22
Batería de Tesla

Batería de Tesla. (Reuters)

Tesla ya está construyendo una fábrica de baterías de 465 mil metros cuadrados. No alcanza.

Ese es el mensaje que dio esta semana el máximo responsable ejecutivo de Tesla, Elon Musk, en momentos en los que analiza, por primera vez, la reacción ante su nueva línea de productos de baterías de almacenamiento destinadas al uso en hogares y empresas.

Los números son impresionantes. En los primeros días de reservas desde que se anunció la batería a última hora del 30 de abril, Tesla recibió órdenes de compra por valor de unos 800 millones de dólares de posibles posibles, de acuerdo con las cifras que reunió Bloomberg Businesss.

“Es una locura desde el primer minuto”, dijo Musk durante una presentación sobre utilidades. “El volumen de la demanda es asombroso”.

Antes de que alguien se entusiasme demasiado, es importante destacar la principal advertencia: las reservas no necesariamente se transforman en ventas. Eso es especialmente cierto en el caso de las baterías de almacenamiento hogareñas, que se venden bajo la marca Powerwall. Todo aquel al que le entusiasme la idea de un futuro de energía solar barata puede hacer una reserva online, con años de anticipación, sin pagar un adelanto y sin compromiso de compra. En cambio, para reservar el vehículo Model X de Tesla hace falta pagar 5 mil dólares por anticipado.

No hay modo de que Tesla pueda hacer frente al nivel de demanda que reflejan las primeras reservas. A la compañía se le han agotado las baterías de almacenamiento hasta mediados de 2016. Musk dijo que la producción de las baterías de almacenamiento sola “fácilmente” podría colmar la capacidad de la fábrica de 5 mil millones de dólares de Tesla en Nevada, cuya inauguración está prevista para el año que viene. La gigantesca planta originalmente iba a destinar unos dos tercios de su producción a las baterías para vehículos eléctricos. “Deberíamos tratar de agrandar la fábrica”, señaló Musk.