Empresas

Tesla Motors incumple con entregas del segundo trimestre

La automotriz sólo entregó 14 mil 370 de las 17 mil unidades que pronosticó para ese periodo; para finales de año se prevé que quede por debajo de los 80 mil a 90 mil vehículos que tenía previstos.
Bloomberg
04 julio 2016 18:4 Última actualización 04 julio 2016 18:5
Tesla incumplió con el pronóstico de entregas del segundo trimestre del año. (Bloomberg)

Tesla incumplió con el pronóstico de entregas del segundo trimestre del año. (Bloomberg)

Tesla Motors Inc. entregó 14 mil 370 vehículos en el segundo trimestre, menos que el pronóstico de 17 mil unidades, debido a lo que calificó de “intensificación pronunciada de la producción”, con la mitad de la producción del trimestre concentrada en las últimas cuatro semanas.

El fabricante de autos eléctricos y dispositivos de almacenamiento de energía ahora prevé entregar unos 50 mil autos en el segundo semestre, de acuerdo con un comunicado emitido el domingo. Eso significa que se entregarán 79 mil 180 sedanes Model S y vehículos utilitarios deportivos Model X en todo el año, cifra levemente más baja que la previsión anterior de 80 mil a 90 mil.

Aun después de aumentar su producción, la automotriz tiene problemas para hacer llegar sus vehículos a los clientes al ritmo necesario para cumplir con sus metas. Tesla anunció que 5 mil 150 autos todavía están siendo transportados por camiones y barcos para los clientes que los encargaron y serán entregados en la primera parte del tercer trimestre.

Tesla está aumentando la producción en su planta de Fremont, California, con vistas a fabricar 500 mil autos por año en 2018 –cronograma ambicioso que también depende de que la fábrica de baterías de la automotriz al este de Reno, Nevada, comience a producir celdas de baterías-.

Tesla entregó 9 mil 745 vehículos Model S y 4 mil 625 vehículos Model X en el segundo trimestre. El comienzo de las entregas del Model 3, más pequeño y menos costoso, que partirá de los 35 mil dólares antes de incentivos, está previsto para fines de 2017.

Es la segunda vez consecutiva en el año que las entregas de la automotriz quedan por debajo de las previsiones. En el primer trimestre, Tesla atribuyó la diferencia a lo que denominó “desmesura” al sumar demasiada tecnología nueva, lo que llevó a que faltaran repuestos para el Model X.

El jueves, los reguladores estadounidenses iniciaron una investigación preliminar sobre una colisión fatal ocurrida en mayo en la que participó un Model S que tenía conectado el piloto automático “Autopilot” de Tesla. En un mensaje de blog, Tesla informó que el choque fue el primero con una víctima fatal en más de 130 millones de millas (209 millones de kilómetros) de manejo con piloto automático y que la función, desactivada por defecto en los autos, requiere que los conductores que la activen reconozcan explícitamente que el sistema es una nueva tecnología aún en fase de prueba.

Por lo menos 70 mil vehículos Tesla de todo el mundo cuentan con Autopilot, y el accidente fatal ha vuelto a poner en el candelero el debate sobre qué tipo de pautas debe fijar la Administración Nacional de Seguridad del Tránsito en las Carreteras con respecto a los autos semiautónomos y que se automanejan en los caminos de los EU.

Tesla también se enfrenta a problemas con los inversionistas después de su oferta de 2 mil 860 millones de dólares en acciones presentada el mes pasado para adquirir SolarCity Corp. El máximo ejecutivo de Tesla, Elon Musk, es el presidente de SolarCity y también su mayor accionista.