Empresas

Tequilero defiende carácter nacional del producto

01 febrero 2014 3:57 Última actualización 13 enero 2014 15:21

[Félix Bañuelos Jiménez vendió en 2002 Tequila Cazadores a Bacardí. / Cuartoscuro / Archivo] 


 
 
 
Gabriela Chávez
 
GUADALAJARA.- El fundador de Tequila Cazadores, Félix Bañuelos Jiménez, señaló, luego de ser reconocido como “industrial distinguido” por la Coparmex de Arandas, Jalisco, que la industria tequilera debe ser un “orgullo para los mexicanos” y que el prestigio internacional de la bebida no le resta al producto su identidad nacional.
 
Si bien existe un gran apetito de parte de corporativos mundiales por marcas tequileras y empresarios como el propio Bañuelos han optado por ceder sus derechos a firmas globales, el amor por la industria lo ha vuelto a retomar la producción con nuevas propuestas.
 
Bañuelos vendió en 2002 Tequila Cazadores a Bacardí, aunque meses después sus hijos retomaron la industrialización con Tequila Hacienda Vieja.
 
En 1999, Tequila Cazadores llegó a convertirse en una marca de culto en México y Estados Unidos, donde se comercializaban 40 mil litros diarios del producto, el cual también contaba con un prometedor mercado en otros países.