Empresas

Televisa mantiene cautela en ventas para el resto de 2017

Ejecutivos de la empresa dijeron que esperan mejores resultados en la segunda mitad del año después de que sus ingresos disminuyeran 1.5 por ciento en el segundo trimestre de 2017.
Itzel Castañares
11 julio 2017 15:5 Última actualización 11 julio 2017 15:6
televisA

televisA

Grupo Televisa se mantiene cauteloso al desempeño de la empresa durante lo que resta de 2017 aunque espera que la segunda mitad del año refleje mejores resultados que lo reportados en el segundo trimestre.

“Esperamos que en el segundo semestre del año los resultados sean mejores, aunque mantenemos una ‘visibilidad limitada’ respecto a ello”, comentaron ejecutivos de la empresa durante la conferencia con analistas posterior a la emisión de resultados del periodo.

La empresa reportó una disminución de 1.5 por ciento en sus ingresos, aunque un incremento de 2.6 por ciento en sus utilidades respecto al mismo periodo del año pasado.

Entre los factores que incidieron para que la televisora redujera sus ventas está la baja en publicidad, al registrar una disminución de anunciantes en ‘prime time’.

“Este trimestre los anunciantes usaron menos el ‘prime time’ en Canal 2, que es más costoso que el resto de señales”, comentó Alfonso de Angoitia Noriega, vicepresidente ejecutivo del grupo.

La empresa se mantiene con la proyección de mil millones de dólares para invertir este año, una reducción de casi medio millón respecto a 2016 con el mayor desembolso destinado a la división de Cable con 550 millones de dólares, 350 millones a Sky y 150 millones a Contenido, aproximadamente.

El débil reporte de la televisora impactó en las acciones que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que cayeron cerca del 4 por ciento al inicio de operación a un precio unitario por 89.33 pesos, un precio que ha escalado a los 90.95 pesos, por debajo del precio de cierre de la víspera, de 93.04 pesos.

Además de la caída en ingresos publicitarios, los débiles resultados reportados por Grupo Televisa se debieron también a la contracción en la venta de canales, principalmente por la pérdida de los ingresos de Megacable aunado al bajo crecimiento en los segmentos de Cable y Sky.