Empresas

Televisa fortalece negocio de TV de paga

10 febrero 2014 4:45 Última actualización 02 agosto 2013 5:32

[El Financiero]


 
 
Adrián Arias
 

Grupo Televisa apuesta a seguir fortaleciendo su negocio de televisión restringida, mercado que ha venido creciendo a tasas de doble dígito y genera ingresos anuales de más de 42,000 millones de pesos.
 
 

Este jueves la empresa informó que ha realizado una inversión de 7,000 millones de pesos para adquirir el 95% de Tenedora Ares, entidad que posee el 51% de las acciones de Cablecom. La operación permitirá a la televisora adquirir en el futuro el 49% restante de la participación accionaria de la firma.
 
 
La compra deberá contar con la aprobación de las autoridades pertinentes. Con esta transacción Televisa pretende sumar una nueva cablera a su división de televisión de paga, conformada actualmente por Cablevisión, Cablemás, TVI y Sky.
 
“El mercado de televisión por cable es uno de los más rentables y por ello Televisa apuesta a seguir creciendo en este segmento”, dijo Valeria Romo, analista de Monex. Reveló que la televisora detenta una participación de alrededor del 60% en la industria de la televisión de restringida y con la compra de Cablecom aumentará a 65%.
 

Cablecom ofrece servicios de video, datos y telefonía tanto al segmento residencial como al mercado empresarial. La firma cuenta con 1.2 millones de unidades generadoras de ingresos, de las cuales, el 70% son servicios de video y el resto de datos y telefonía.
 
La compañía espera alcanzar ventas de 3,900 millones de pesos en 2014. Después de la telefonía celular, el segmento de televisión restringida es el más rentable dentro del sector de telecomunicaciones. Los ingresos que genera la televisión de paga representan cerca del 11% de los 390,000 millones de pesos que reporta anualmente la industria de telecomunicaciones.
 
 
Decisión en manos del nuevo regulador
 

La autorización de la operación con la que Televisa busca hacerse del control de Cablecom estaría en manos del nuevo Instituto Federal de las Telecomunicaciones (IFT), el cual podría constituirse a más tardar en septiembre próximo y se encargará de analizar todos los temas de competencia económica en materia de telecomunicaciones, dijo Miguel Flores Bernés, miembro de la Comisión Federal de Competencia (CFC).
 
Una vez que la televisora presente su notificación de concentración a la CFC, el organismo tendría hasta 35 días hábiles que podrían prorrogarse por 40 más para emitir una decisión al respecto.
 

“Por la premura de los tiempos es probable que el caso ya no lo vea el actual pleno de la CFC, por lo que podríamos tramitarlo y pasar el expediente al nuevo regulador”, explicó Flores. Fernando Negrete de la Consultoría Mediatelecom Policy&Law, advirtió del riesgo de que las autoridades no aprueben la operación ya que Televisa alcanzaría más del 50% del mercado en televisión restringida y la reforma en telecomunicaciones establece que ninguna empresa del sector puede rebasar ese porcentaje.
 
Ante esto, agregó, las autoridades podrían condicionar la compra u ordenar que la empresa realice desinversiones de activos o imponerle una serie de obligaciones asimétricas para reducir su dominancia en el mercado: “Lo que se busca con la nueva regulación es defender el proceso de competencia para evitar concentraciones que dañen al mercado”, añadió.
 
 
Televisa es la empresa de radiodifusión de habla hispana más grande del mundo con 70% del mercado de televisión abierta en México.