Empresas

Telefónica renuncia a Telecom Italia en Brasil

La renuncia a los derechos responde a un requisito impuesto por el regulador brasileño, a fin de que se le permita a la firma española adquirir al operador GVT. 
Reuters
20 marzo 2015 14:3 Última actualización 20 marzo 2015 14:3
 [Telefónica cerró acuerdos con diversas firmas para arrendar la red de la empresa española, a fin de ofrecer servicios / Bloomberg]

[Telefónica cerró acuerdos con diversas firmas para arrendar la red de la empresa española, a fin de ofrecer servicios / Bloomberg]

Telefónica renunció formalmente a los derechos asociados con su participación en Telecom Italia, a fin de cumplir con los requisitos dictados por el regulador brasileño Anatel para permitirle adquirir al operador GVT de Vivendi.

Previamente este mes, el regulador antimonopolio de Brasil dijo que había alcanzado un acuerdo preliminar con Telefónica y la unidad local de banda ancha de Vivendi, para dejar la vía libre a la fusión.

"Según lo determinado por Anatel, Telefónica se compromete públicamente ante sus propios accionistas y el mercado de valores en general, a cumplir con la renuncia de sus derechos políticos mencionada anteriormente en relación con TI", dijo el grupo en un comunicado.

Telefónica tiene una participación de cerca del 14.8 por ciento en Telecom Italia, y ha dicho que tiene previsto usar parte de estas acciones para pagar la compra del operador brasileño GVT, después de que las relaciones entre las partes se deterioraron en medio de la competencia por la consolidación del sector de telecomunicaciones en Brasil.

La rivalidad surgió debido a las unidades en Brasil de Telecom Italia: TIM e Interlig.

Tras perder ante Telefónica en una puja por GVT el año pasado, Telecom Italia ha estado tanteando la posibilidad de comprar al operador brasileño Oi, aunque esa opción parece haberse desvanecido.

Además de exigir a Telefónica a renunciar a sus derechos en Telecom Italia, Anatel planteó una serie de condiciones a Vivendi para aprobar la venta de GVT a la compañía ibérica.

El gigante español de las telecomunicaciones ha contactado a nueve bancos para gestionar un aumento de capital de 3 mil millones de euros, equivalentes a unos 3 mil 200 millones de dólares, en relación a su adquisición en Brasil, según dijo el jueves una fuente familiarizada con el procedimiento.