Empresas

Telecom en AL crece por menor gasto, no por alza en clientes: Moody’s

La calificadora argumentó que las empresas telecom en América Latina sufren riesgos como una expansión económica más lenta, mayor competencia y una inversión en infraestructura insuficiente. 
Redacción
24 noviembre 2016 9:30 Última actualización 24 noviembre 2016 9:38
La calificadora explicó que los operadores de telecomunicaciones de toda la región compiten por la cuota de mercado a través de la calidad y el precio de la red.

La calificadora explicó que los operadores de telecomunicaciones de toda la región compiten por la cuota de mercado a través de la calidad y el precio de la red. (Foto:Cuartoscuro)

El crecimiento del sector de telecomunicaciones en América Latina se refleja principalmente por la reducción en el gasto de los operadores, no por el aumento de los suscriptores o las tarifas, afirmó Moody’s en un reporte de análisis.

Por ese motivo, la calificadora señaló que mantiene una perspectiva estable para la región, con una proyección de que el flujo operativo menos el gasto de capital crecerá alrededor de 6.7 por ciento en 2017 y alrededor de 7.3 por ciento en 2018, una mejoría respecto al lapso entre 2015 y 2016 debido principalmente a un ‘respiro’ en la inversión de capital después de un año de invertir para fortalecer redes de cuarta generación (4G).

Sin embargo, la intensidad del capital se reducirá a cerca de 17.2 por ciento de los ingresos en 2017 respecto al 18.7 por ciento registrado en 2015, liberando así algo de efectivo aunque en general, la rentabilidad de las empresas telecom está disminuyendo , aunado a un mayor apalancamiento para el próximo año.

“Más allá de nuestro horizonte de perspectivas de 12 a 18 meses, las empresas de telecomunicaciones latinoamericanas se enfrentan a un riesgo cada vez mayor de inversión insuficiente en infraestructura, mientras enfrentan una expansión económica más lenta, presiones competitivas más agudas y un menor crecimiento de la industria”, señaló Moody’s en el documento.

En su análisis, la agencia destaca las fuertes inversiones en despliegue de redes con el objetivo de absorber mejor la demanda de capacidad y velocidad de datos.

Sin embargo, reconoce que los cambios en las preferencias del consumidor, así como las iniciativas regulatorias y las fusiones y adquisiciones han intensificado la competencia así como la demanda de datos móviles.

“Los operadores de toda la región compiten por la cuota de mercado a través de la calidad y el precio de la red, persiguiendo hoy a los clientes con datos fijos y móviles de bajo margen y servicios de triple play (voz fija, banda ancha y televisión de paga), con la esperanza de un consumo de datos mayor y más rentable en los próximos años”, acotó la calificadora.

Además, los operadores se enfrentarán a un crecimiento económico más lento y a un mayor auge en la captación de cuota de mercado con servicios de menor margen, lo que retrasará sus esfuerzos para aliviar la carga de la deuda después de un periodo de fusiones y adquisiciones e inversión de capital.

Los principales retos para operadores como América Móvil, concretamente en México, será mantener los márgenes estables a medida que se desarrollan en la práctica las medidas regulatorias.

Por su parte, AT&T está a la espera de la aprobación de la compra de Time Warner por parte de los reguladores de Estados Unidos, lo que podría obligar a la compañía a desinvertirse en América Latina para recaudar fondos a fin de compensar la transacción.