¿Te gustaría convertirte en árbol o formar parte de un arrecife al final de tu vida?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Te gustaría convertirte en árbol o formar parte de un arrecife al final de tu vida?

COMPARTIR

···

¿Te gustaría convertirte en árbol o formar parte de un arrecife al final de tu vida?

Esta compañía está innovando con ataúdes y urnas amigables con el medio ambiente que permiten que las cenizas de los fallecidos se integren a la naturaleza.

Redacción
27/05/2018
Actualización 31/05/2018 - 18:57
Esta urna de tierra funciona como composta para hacer crecer a una planta.

¿Te gustaría que al final de tu vida tus cenizas se conviertan en un árbol o se integren a un río o al mar? Esta compañía está innovando para dar el último adiós a los seres queridos cuidando el medio ambiente.

Urnas ecológicas y ataúdes amigables con el ambiente son algunas de las innovaciones ecológicas que Grupo Gayosso ha implementado en México en los últimos cinco años.

La empresa está introduciendo los primeros ataúdes de mimbre en el país que son biodegradables, detalló Oscar Chávez, director de Planeación de Gayosso, en un comunicado.

“Existen desde tiempos inmemorables, pero actualmente se ha retomado interés en ellos pues el mimbre se degrada de manera natural y se reintegra a la naturaleza”, señala la compañía en su página de Facebook.

Estos nuevos productos tienen la ventaja de degradarse en menos tiempo. En el caso del ataúd de mimbre, se degrada en máximo un año y medio, en contraste con los de madera y acero, los cuales tardan entre 15 y 100 años en descomponerse, respectivamente.

Placeholder block
Ataúd de mimbreFuente: Cortesía.

La compañía también ofrece urnas ecológicas elaboradas con tierra, sal y arena que se reintegran a la tierra, el mar y los ríos.

La urna de sal está hecha a base de sal marina y diversos aglutinantes vegetales. Esta producto está diseñado para las personas que decidieron que sus cenizas fueran esparcidas en el mar. De acuerdo con un comunicado de Grupo Gayosso, el beneficio de esta urna es que, al desintegrarse en el océano en aproximadamente 15 o 20 minutos, el calcio de las cenizas ayuda a regenerar arrecifes.

Placeholder block
Urna de sal.Fuente: Cortesía.

La urna de arena también incluye aglutinantes vegetales y es ideal para despedidas en lagos, ríos, estuarios, entre otros. Su proceso de desintegración en el agua es de 15 a 20 minutos y las cenizas que acaban en los caudales nutren al fitoplancton y aumentan el nivel de clorofila de las aguas.

Placeholder block
Urna de arena.Fuente: Cortesía.

Hay otras dos que están diseñadas para ambientes como bosques o selvas: urna de tierra y urna-árbol. La primera está hecha de sustrato vegetal, mineral, composta de fibra de coco y cáscara de cacao, y se desintegra en 1 semana o hasta 5 meses; la segunda es una en forma de maceta con tierra y una semilla adentro para que, al ser plantada, pueda llegar a crecer un árbol (esta urna se descompone en máximo un año y medio).

Placeholder block
Urna de tierra.Fuente: Cortesía.
Placeholder block
Urna-árbol.Fuente: Cortesía.

“¿Eres de los que siempre piensan en el planeta? Entonces te gustará saber que, al final puedes regresar a la naturaleza. Transforma tus cenizas en un árbol o ayuda a regenerar un arrecife”, indica Gayosso en su cuenta de Facebook.

Además, la funeraria mexicana ofrece un servicio de acuamación, donde a base de hidrólisis (con agua y algunos químicos), el cuerpo del fallecido se convierte en cenizas, lo que representa una cremación libre de emisiones de carbono y no involucra combustión.

En este proceso, también llamado “hidrólisis alcalina”, los restos mortales se depositan en un tubo metálico donde son llevados a cierta temperatura y se les añaden compuestos para separar las grasas, las proteínas y las partes sólidas, como los huesos, en sólo tres horas y con un consumo de agua similar al que se utiliza para lavar un automóvil.

De esta forma, México se pone a la altura de países como Canadá, Estados Unidos, Alemania, Sudáfrica e Inglaterra, donde la muerte es amigable con la vida, al trascender hacia nuevas prácticas que reducen la emisión de contaminantes a la atmosfera y a la tierra.

"Al año invertimos alrededor de 45 millones de pesos en este tipo de productos sustentables. Es un nicho que representa ya el 2.0 por ciento de nuestros servicios funerarios, pero que va creciendo 15 por ciento anual", destacó Óscar Chávez.

Aunado a esto, la empresa ha llevado a cabo acciones sustentables, como el concepto cero papel, mediante el desarrollo de tecnologías que permitan hacer cotizaciones, contratos, ventas y emisión de facturas sin usar el papel. Además, las instalaciones eléctricas de los mausoleos están siendo adaptadas para que funcionen mediante sensibilidad; se cuenta con una planta de aguas tratadas y otros sistemas compatibles con el medio ambiente, expuso.

Grupo Gayosso es considerada la octava funeraria más grande a nivel mundial y es líder en México tanto en servicios como en el aspecto ahora de dictar las tendencias a seguir para el sector en su conjunto, bajo el liderazgo de su director general Carlos Lukac.