Empresas

Takata advierte sobre capacidad para corregir bolsas de aire defectuosas

Takata Corp está intentando producir con urgencia repuestos para millones de vehículos equipados con bolsas de aire defectuosas, pero quizás no podría hacerlo con la rapidez necesaria, dijo un ejecutivo de la empresa durante una reunión con los senadores de Estados Unidos.
Reuters
20 noviembre 2014 18:30 Última actualización 20 noviembre 2014 18:30
Takata

El ejecutivo de Takata también advirtió de los riesgos de realizar un llamado a revisión nacional. (Bloomberg)

WASHINGTON/DETROIT.- Un ejecutivo de la compañía japonesa Takata Corp dijo el jueves a los senadores de Estados Unidos que el proveedor está intentando producir con urgencia repuestos para millones de vehículos equipados con bolsas de aire potencialmente letales, pero dijo que quizás no podría hacerlo con la rapidez necesaria.

El regulador de la seguridad automotriz de Estados Unidos también advirtió de los riesgos de realizar un llamado a revisión nacional, como lo han pedido los senadores, diciendo que tal medida podría dejar sin repuestos de las bolsas de aire defectuosas a las regiones húmedas, donde los aparatos tienen mayores probabilidades de romperse al inflarse, lanzando trozos del metal dentro del vehículo.

Al menos cinco muertes han sido relacionadas al defecto por el momento, la mayoría en Estados Unidos.

La audiencia de la comisión de Comercio del Senado de Estados Unidos expuso varios puntos ciegos de los reguladores y la industria automotriz sobre el espectro y la urgencia de los peligros de las bolsas de aire.

Cerca de 16 millones de vehículos con bolsas de aire de Takata han sido llamados a revisión en todo el mundo y más de 10 millones de ellos están en Estados Unidos. Pero los reguladores y Takata, que es responsable de una de cada cinco bolsas de aire a nivel global, aún deben identificar por qué las partes son peligrosas.

Hiroshi Shimizu, vicepresidente global de garantía de calidad de Takata, reconoció el jueves que incluso si la compañía eleva la producción de los repuestos por sobre el nivel actual de 300 mil al mes, podría no tener partes suficientes.

"Incluso si aumentamos a 450 mil, posiblemente eso no sea lo suficientemente rápido", declaró.

David Friedman, viceadministrador de la Agencia Nacional de Seguridad en Autopistas (NHTSA, por sus siglas en inglés), dijo a la comisión que su organismo está en contacto con otros dos proveedores para determinar si ellos tienen la capacidad de fabricar partes de repuesto.

Friedman fue criticado porque la NHTSA permitió que las automotrices enviaran avisos de "campañas de seguridad" en lugar de llamados formales a revisión, dejando a los clientes confundidos sobre la gravedad del problema.

Friedman dijo que su agencia tendría más control sobre las automotrices si el Congreso aprueba un proyecto de ley que aumenta la multa máxima aplicable para castigar a compañías de vehículos que no cooperen, que actualmente tiene un límite de 35 millones de dólares.

"Ahora tenemos un nuevo problema que estamos abordando, que es en efecto una granada cargada frente a un conductor y pasajero", dijo el senador demócrata Bill Nelson, quien presidió la audiencia, la primera que examina la saga de las bolsas de aire letales que se conoció en el 2008 y se ha agravado en los últimos meses.

La audiencia es de gran trascendencia para Takata, que enfrenta una investigación criminal sobre el escándalo, más de 20 demandas colectivas y una pesquisa de la NHTSA.