T-MEC, una victoria para Trump: CEO de KCS
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

T-MEC, una victoria para Trump: CEO de KCS

COMPARTIR

···

T-MEC, una victoria para Trump: CEO de KCS

Patrick Ottensmeyer, presidente y director ejecutivo de Kansas City Southern, indicó que aunque no es un tratado perfecto, beneficiará a las empresas de Norteamérica.

Axel Sánchez
07/11/2018
Patrick Ottensmeyer, presidente y director ejecutivo de Kansas City Southern.
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) es una victoria para Donald Trump, presidente de Estados Unidos, porque logró modernizar un acuerdo que beneficiará a las empresas de Norteamérica, dijo Patrick Ottensmeyer, presidente y director ejecutivo de Kansas City Southern (KCS).

En entrevista con El Financiero, el también representante de la iniciativa privada estadounidense durante la renegociación del acuerdo comercial, consideró que aunque no fue un tratado perfecto, fue positivo para los tres países porque se requería modernizarlo.

Mantiene el libre comercio entre las tres naciones, se escuchó –en la renegociación- a los industriales. Ahora toca continuar y sostener las cadenas de valor entre los tres países, elevar la comunicación y defender lo alcanzado a la fecha”, agregó.

Indicó que en el caso de KCS, vieron que creció el comercio bilateral México-Estados Unidos, el cual aporta alrededor de 40 por ciento de los ingresos anuales de la firma.

Para KCS era relevante mantener el comercio fronterizo entre México y Estados Unidos porque este negocio le generó alrededor de 800 millones de dólares de ingresos en los últimos 12 meses, lo que representa 30 por ciento de sus ventas consolidadas.

Sí, porque se mantuvo el acuerdo bajo la visión de modernizarlo. Él siempre sostuvo desde su campaña que fue un Tratado (el NAFTA) malo para los Estados Unidos, y creo que ahora (el T-MEC) promoverá el desarrollo en el país. En mi opinión es un acuerdo bueno porque ahora incrementará las exportaciones de los tres países y apoya a industrias como la nuestra (ferrocarriles).

Es un buen Tratado, primero porque mantiene el libre comercio; segundo porque vimos el análisis, el diálogo y el camino tomado, por eso es un buen acuerdo, ¿es perfecto? Pues no, pero se logró modernizarlo con nuevos conceptos.

Lo que pasa frente a otro Tratado es que se hace un cambio en desarrollar cadenas productivas, de modificar el contenido regional.

No puedo hablar por todas las industrias. Alrededor de 40 por ciento de los trabajadores (en Estados Unidos) están involucrados con sectores donde fue crucial la negociación del Tratado, eso incluye los centros de investigación y desarrollo, las oficinas de administración y otro tipo de instalaciones. El mayor movimiento es en el sector automotriz.

Creo que a todos les afecta de la misma manera, probablemente es más fácil para que las empresas de Estados Unidos puedan cumplir con la nueva regla de origen porque cuentan con una gran base de desarrollo y proveeduría en Estados Unidos, lo cual no pasa con muchos europeos o asiáticos.

Este acuerdo da certidumbre. En este proceso muchas empresas tendrán varios cambios para cumplir con nuevos requerimientos, pero da certidumbre, lo cual nos permite saber que podemos seguir creciendo en México.

Vemos gran crecimiento en el intercambio entre fronteras, principalmente en granos, autopartes y acero. Uno de los productos de mayor crecimiento, porque vienen de una base pequeña, son los hidrocarburos refinados, como la gasolina y el diésel.