Empresas

Sugieren a vivienderas dedicarse a otra cosa

10 febrero 2014 5:4 Última actualización 30 julio 2013 5:18

[Cuartoscuro]


 
 
Claudia Alcántara
 

Ante la fuerte debilidad registrada en su negocio principal, las desarrolladoras de vivienda que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) deben de diversificar sus ingresos, e incluso, enfocarse totalmente a un sector diferente para sobrevivir, consideraron analistas de la industria de la construcción.
 

Corporación Geo podría redirigir sus esfuerzos al negocio inmobiliario comercial toda vez que los proyectos que ha iniciado han tenido aceptación y Homex debería dedicarse a la construcción y operación de penitenciarias, además de la vivienda turística, aseveró José Antonio Maya, analista de CI Banco.
 

Advirtió que la única opción que tendría Urbi Desarrollos Urbanos sería convertirse en una empresa inmobiliaria ya que en los últimos años no logró diversificarse y la comercialización de sus reservas territoriales podrían generarle ingresos. Del total de los ingresos que obtuvo Homex al término del segundo trimestre del 2013, cerca del 26% provino de la venta de vivienda en sus diferentes segmentos, desde interés social hasta residencial, y el 74% restante tuvo su origen en proyectos de infraestructura y penitenciarías.
 
En este periodo específico se revirtió la tendencia de una mayor participación de la venta de vivienda debido a la caída en la construcción de nueva oferta. En el caso de Urbi, su último reporte disponible, revela que al cierre del primer trimestre del 2013 el 76.8% de sus ingresos fueron de la venta de vivienda y 23.2% restante en actividades relacionadas con esto: como la venta de tierra comercial y macroproyectos, vivienda pre-habitada, muebles y equipamiento de vivienda así como servicios. Geo obtuvo el 10.8% de su facturación del arrendamiento de locales y áreas comerciales y el 89.2% restante lo generó de la venta de vivienda entre enero y marzo de 2013.
 
Marco Medina, analista de Ve por Más Casa de Bolsa, consideró que estas compañías tienen una alta experiencia en el desarrollo de vivienda, aunque en tanto resuelven sus problemas financieros tendrían que impulsar sus ingresos con otros negocios.
 
Consideró que la venta de reserva territorial no es una apuesta viable debido a la caída en el valor comercial de estas propiedades, en comparación con su valor en libros, a partir de los criterios de zonificación del programa de subsidios federales 2014.
 

Resaltó que en el plano inmobiliario, otra opción que tendrían las vivienderas sería la venta de proyectos ya en proceso, lo cual serían una buena oportunidad para las pequeñas y medianas desarrolladoras con mayor capitalización, para obtener mayor participación de mercado a buen costo.
 

A un paso del concurso
 

José Antonio Maya y Marco Medina dijeron que la fuerte pérdida de valor de las vivienderas en la BMV, los malos resultados de Homex y la alta exposición de Geo y Urbi a la vivienda con subsidios, han puesto a estas empresas en la antesala del concurso mercantil.
 

Medina añadió que con la caída de 84% en los ingresos de vivienda de Homex en el segundo trimestre del año "queda muy claro que están pasando por un momento difícil, y un escenario de concurso es más factible con estos resultados”.
 
Mencionó que el escenario para los siguientes días será de alta volatilidad en el mercado accionario para estas empresas y dos de las noticias que estaría esperando el mercado serían: la emisión del reporte del segundo trimestre de Geo y Urbi, además de la conclusión del proceso de stan still que guardan las dos compañías con sus acreedores.