Empresas

Starbucks le entra al debate racial en EU

La cadena de cafeterías dice que ventilará el asunto en su reunión anual de accionistas en Seattle. La decisión ha provocado reacciones en las redes sociales, pues algunos consideran que es una medida oportunista de la empresa.
AP
18 marzo 2015 9:49 Última actualización 18 marzo 2015 10:3
Starbucks

Los empleados de sus tiendas en Estados Unidos han recibido instrucciones de inscribir la frase 'Race Together' en los vasos. (Cuartoscuro)

NUEVA YORK.- Starbucks se incorpora al debate nacional sobre la relación entre razas en el más reciente indicio de que las grandes empresas tratan de asociar sus marcas con los grandes temas sociales.

La cadena de cafeterías dice que ventilará el asunto en su reunión anual de accionistas en Seattle. Los empleados de sus tiendas en Estados Unidos han recibido instrucciones de inscribir la frase 'Race Together' (Razas unidas) en los vasos y la empresa planea empezar a publicar "guías de conversación" sobre el tema.

La decisión ha provocado reacciones en las redes sociales, donde algunos consideran que es una medida oportunista de la empresa. Pero ocurre en momentos en que los ejecutivos dicen que los clientes se ven atraídos a las compañías que proyectan una imagen acogedora o que adoptan posiciones en cuestiones de interés social.


En la reunión anual de Yum Brands, propietaria de KFC, Taco Bell y Pizza Hut, el director general, Greg Creed, dijo en diciembre que las cadenas de comida rápida deben dejar de ser consideradas 'impersonales e industriales' para pasar a "demostrar que realmente nos interesamos".

Laura Ries, consultora de marcas de Atlanta, dijo que acoger los temas importantes del momento se ha convertido en un medio de lograr que las empresas participen en el debate. De otro modo nadie estaría hablando de marcas en Twitter, recalcó.

El jabón Dove ha recibido elogios por su campaña que celebra la "'Belleza Verdadera' al presentar mujeres que no lucen como modelos típicas. Always, que crea productos para las mujeres, también fue elogiada por un anuncio que transmitió durante el Super Bowl que busca potenciar a las niñas jóvenes. Pero esos eran mensajes vinculados con productos; el público no asocia su café matutino con el debate sobre la situación racial.

"No tiene nada de malo hablar sobre relaciones raciales", afirmó Ries. "¿Pero acaso es algo que la gente asocia naturalmente a Starbucks? No".