Empresas

Starbucks donará 360 mil plantas de café a productores de Chiapas

Las plantas que se donarán a los cafeticultores de Chiapas serán Costa Rica 95, Guacamaya y Marsellesa, variedades que se distinguen por contar con potencial genético, productivo, resistentes al hongo de la roya y al nemátodo del cafeto.
Notimex
28 septiembre 2015 10:34 Última actualización 28 septiembre 2015 10:59
Starbucks tuvo el miércoles su muy anticipado debut en esta tierra de café después de decenios de tostar los granos arábiga para millones de amantes de la bebida en todo el mundo. (AP)

A Juan Valdez le ha salido competencia en su propio feudo. Starbucks tuvo el miércoles su muy anticipado debut en esta tierra de café después de decenios de tostar los granos arábiga para millones de amantes de la bebida en todo el mundo. (AP)

La cadena de cafeterías Starbucks donará este año 360 mil plantas de café a 120 cafeticultores afectados por la roya en comunidades productoras de Chiapas, como parte del programa “Todos Sembramos Café”.

El director de Mercadotecnia de Starbucks, Arturo Martínez, indicó que esta iniciativa refuerza el compromiso global de la compañía de contribuir a la mejora de los productores de café en todo el mundo.

“Es una práctica común de Starbucks el establecer contacto con áreas clave de cultivo del café en distintas partes del mundo, con el objetivo de brindar recursos y capacitación para mejorar la calidad de sus cosechas y mantener la estabilidad de sus tierras a largo plazo”, afirmó.

Martínez recordó que el programa inició el año pasado frente a una necesidad real de los agricultores que han observado una disminución en su cosecha, ya que su objetivo es contribuir al suministro sostenible de plantas de café.

De acuerdo con la firma, “Todos Sembramos Café” ha enfocado sus esfuerzos, en esta primera etapa, en apoyar a las comunidades de Chiapas, pues es una de las principales regiones en el país que produce granos arábica de alta calidad.

En esta ocasión, se donarán tres mil plantas a cada productor, que en promedio impactará a 11 mil familias y, con ello, se duplicarán los resultados obtenidos en la primera edición de esta iniciativa.

Las plantas de café que se donarán a los cafeticultores de Chiapas serán Costa Rica 95, Guacamaya y Marsellesa, variedades que se distinguen por contar con potencial genético, productivo, resistentes al hongo de la roya y al nematodo del cafeto.

Con esto buscan renovar las plantaciones viejas e improductivas, se rejuvenecerán los cafetales, incrementando la producción y calidad, así como la resistencia a enfermedades, lo que ayudará lograr cosechas sustentables para los productores.

A la fecha, Starbucks ha invertido más de 70 millones de dólares a nivel mundial, en su enfoque integral de abastecimiento ético, apoyando a las comunidades agrícolas de café, ayudando a mitigar el impacto del cambio climático y colaborando en la estabilidad de los cultivos a largo plazo y la sustentabilidad agrícola.

A través de estas iniciativas, los agricultores tendrán el apoyo que necesitan para gestionar las variables climáticas y mejorar la infraestructura de sus cultivos, que influyen en la calidad del café, la sustentabilidad y la rentabilidad general para toda la industria.

Este año, la iniciativa de Starbucks México “Todos Sembramos Café” sirvió de inspiración para un esfuerzo similar que será lanzado mañana en las tiendas participantes de Starbucks en Estados Unidos, y que tendrá una duración de un año.

Así, a través del programa One Tree for Every Bag, por cada bolsa de café comprado en tiendas participantes en Estados Unidos, un árbol de café será plantado en áreas que se han visto afectadas por la roya, empezando por México, Guatemala o El Salvador.

El objetivo es distribuir un millón de árboles de café a los agricultores de la región, destacó el vicepresidente ejecutivo de Starbucks Global Coffee, Craig Russell.

Adicional a esto, el próximo año Starbucks prevé abrir el primer Centro de Apoyo al Agricultor en México, que se sumará a aquellos que la compañía opera actualmente en Ruanda, Tanzania, Colombia, China, Costa Rica y Etiopía.

"Comprando café proveniente de más de 30 países, tenemos la posibilidad de ofrecer a los clientes un café de las más alta calidad alrededor del mundo, a la vez de adquirir la responsabilidad de asegurarnos de que invertimos de forma tangible en medios que ayudan a asegurar la calidad de vida de agricultores y la estabilidad de toda la oferta de la industria”, afirmó.