Empresas

Amigo de Trump invertirá 100 mdd en México para torres y casas de lujo

Jorge Peréz, CEO de Related Group y socio de Donald Trump, quiere invertir 100 mdd para la construcción de complejos habitacionales y hoteleros en Cancún, Zihuatanejo y la Ciudad de México.
Francisco Hernández
09 noviembre 2016 13:59 Última actualización 09 noviembre 2016 14:8
construcción

[Con la venta, la deuda neta de Grupo KUO se reduce a menos 300 millones de dolares./ Bloomberg / Archivo]

Jorge Pérez, CEO de la segunda viviendera más grande de Estados Unidos (Related Group) y según sus palabras, socio y amigo del virtual presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, tiene en la mira una inversión de 100 millones de dólares para la construcción de complejos habitacionales de lujo en México.

“En México tenemos un proyecto en Vallarta, uno que vamos a empezar en Cancún, uno en Zihuatanejo y otro en la Ciudad de México. En los proyectos se invertirán alrededor de mil millones de dólares, de nuestro propio dinero son 100 millones”, explicó el CEO en entrevista para El Financiero.

En la Ciudad de México se construirían dos torres de lujo con departamentos y hoteles en las zonas de Reforma y Santa Fe. En Zihuatanejo y Cancún se planea el desarrollo de complejos hoteleros y habitacionales para el segmento residencial, y cada casa tendrá un tamaño de entre 100 y 300 metros cuadrados.

De acuerdo con Pérez, los precios ofertados al público oscilarán entre 500 mil y dos millones de dólares para los departamentos, y desde cuatro mil dólares el metro cuadrado para las viviendas.

SU SOCIEDAD CON TRUMP

Según Pérez, algunos de los proyectos en los que trabajó de la mano con el magnate neoyorquino fueron el Trump Hollywood, Trump Sunny Isles, así como algunos desarrollos en México y Brasil que no pudieron llegar a concretarse debido al ‘crash’ económico de 2008.

En México, Trump estuvo interesado en desarrollar complejos de lujo en Cancún, Isla Mujeres y Cozumel, que finalmente no pudieron ser llevados a cabo por las condiciones económicas a las que se enfrentó el mundo en aquel entonces, aseveró Pérez.

“Yo esperaría que pueda llamarme para ayudarle en cuestión de política latina, y usar lo poco que yo sé de esos lugares para ver cómo podría ser la política americana en Latinoamérica, que fue lo que hice en la administración del presidente Clinton”, agregó el ejecutivo.