Empresas

Smartphones baratos inundan el mercado de móviles en México

Hasta el año pasado, la cifra de teléfonos que se adquieren sin plan de datos y por menos de mil pesos, ascendió hasta 7 millones de unidades en el mercado mexicano; se espera que la tendencia se mantenga gracias a la baja de precios.
Ramiro Alonso
28 mayo 2014 20:24 Última actualización 29 mayo 2014 5:0
[Bloomberg] Samsung y Apple lideran el mercado, repartiéndose el 50% entre ellas. 

[El sistema Android se instala en productos fabricados por Samsung, HTC, Sony y muchos otros fabricantes./Bloomberg]

Los teléfonos inteligentes baratos están inundando el mercado mexicano. De acuerdo con la consultora IDC, a partir del segundo trimestre del 2013 comenzaron a venderse en México dispositivos celulares con precios cercanos a los mil pesos sin necesidad de contratar un plan de datos. A finales del año pasado este tipo de aparatos concentró casi una tercera parte del mercado de smartphones, con casi 7 millones de unidades, y se espera que su peso siga creciendo en los próximos años.

Se trata de marcas y modelos como el Alcatel One Touch Fire, cuyo precio, desbloqueado y sin plan, es de mil pesos; y el Huawei U8180, de unos mil 300 pesos.

De acuerdo con los expertos, la acelerada demanda de estos teléfonos inteligentes en el país es atribuible, entre otros factores, a la caída de sus precios.

En 2012, las ventas de los smartphones cerraron en 12.9 millones de unidades; para el 2013 aumentaron a 20.48 millones y se prevé que en el 2014 se eleven a 37.27 millones.

Oliver Aguilar, analista de dispositivos móviles de IDC Latinoamérica, comentó que en la actualidad el precio de un smartphone de baja gama es comparable con el de uno tradicional, lo cual permite a los consumidores obtener un teléfono inteligente barato. “El teléfono 3G que más se ha vendido en México ha estado por debajo de los 200 dólares. Ahora ya estamos alcanzando las bandas de los 100 dólares, principalmente en dispositivos con sistema operativo Android”, dijo el especialista.

De acuerdo con Rolando Alamilla y Fernando Esquivel, analistas de The Competitive Intelligence Unit (CIU), al término de 2013 Samsung fue la marca con más smartphones en circulación en México, con 25 por ciento de la participación total. BlackBerry concentró 16 por ciento y Nokia, ahora parte de Microsoft, detentó un porcentaje similar, pese a que tuvo un decremento en su participación. Apple mantuvo una penetración de 13 por ciento dentro del mercado de teléfonos inteligentes en el país.

Un smartphone es un teléfono móvil que incluye atributos básicos como voz y mensajes de texto, y otros más avanzados como sistema operativo actualizable, conexión Wi-Fi, pantalla táctil, aplicaciones descargables, edición de documentos, entre otros, que lo diferencian de un teléfono tradicional.

A decir de los analistas, la posibilidad de que los usuarios de telefonía móvil puedan utilizar sus dispositivos como accesos a internet ha modificado los hábitos de los consumidores, enfocándolos hacia los teléfonos inteligentes.

Por ejemplo, ahora gran parte de los usuarios de telefonía móvil prefiere enviar mensajes a través de aplicaciones o servicios de mensajería, en lugar de enviar un SMS por la red de telefonía celular.

Asimismo, los usuarios de servicios de banda ancha en México ascienden a casi 17 millones y en los últimos dos años registraron una tasa de crecimiento de más de 46 por ciento.

EL FUTURO DE LOS TELÉFONOS INTELIGENTES, SEGÚN EL IFT

En el futuro próximo, los teléfonos inteligentes rebasarán los 50 millones de unidades en México y tendrán la capacidad de hospedar dos o más tarjetas nano-SIM de diferentes operadores, según el Insituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

“Nuestras previsiones sugieren que, de seguir la erosión de precios de los smartphones al mismo ritmo, habrá un punto en el futuro en que existan 50 millones de smartphones desbloqueados en México”, comentó Luis Lucatero, jefe de la Unidad de Prospectiva y Regulación del organismo regulador.

Esto, dijo, cambiaría la dinámica del mercado de la conectividad y nos llevaría al concepto Bring Your Own Device (BYOD).

Con esto el usuario deja de comprar terminales al operador y únicamente adquiere conectividad”, indicó.

De acuerdo con la firma IDC, actualmente la principal demanda por parte de los usuarios es la vida de la batería, debido al uso intensivo de los dispositivos.