Empresas

Slim va a ser ahora nuestro competidor:
CEO de AT&T

La integración de DirecTV con la compañía de telecomunicaciones estadounidense le permitirá a ésta última ampliar sus operaciones en Colombia, Argentina y Brasil, en donde competirá directamente con América Móvil.
Redacción
19 mayo 2014 16:29 Última actualización 19 mayo 2014 17:58
[El satélite adquirido por la empresa de Carlos Slim ampliará el acceso a Internet de banda ancha en Brasil. / Bloomberg] 

[El satélite adquirido por la empresa de Carlos Slim ampliará el acceso a Internet de banda ancha en Brasil. / Bloomberg]

El presidente y director general de AT&T, Randall Stephenson, dijo hoy en un conferencia con analistas que tras la venta de su participación accionaria en América Móvil, Carlos Slim va a ser ahora su competidor.

"Reconocemos eso y estaremos libres para hacerlo”, expresó.

América Móvil, la empresa de la cual Slim es el principal accionista, enfrentará un mayor competencia de AT&T y DirecTV en América Latina tras la anunciada integración entre ambos gigantes de las telecomunicaciones y la radiodifusión

“Va a ver muchos cambios en América Latina. Vamos a considerar oportunidades de fusiones y adquisiciones en el camino”, agregó Stephenson.

De acuerdo con el directivo, la firma tiene espectro que va a utilizar para ampliar sus operaciones en Colombia este año, lo mismo que en Brasil y Argentina.

“Seguimos buscando espectro, no hay duda de que con la experiencia de AT&T tendremos la oportunidad de perseguir fusiones y adquisiciones en la región”, expresó.

Tras anunciar la compra de DirecTV, AT&T anunció que venderá el 8 por ciento restante de la participación en el operador mexicano, su socio por más de 22 años.

El mercado no recibió bien la noticia y las acciones de América Móvil cayeron 4.01 por ciento en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), una reducción igual a la que tuvieron sus ADRs en la Bolsa de Nueva York.

AT&T anunció el domingo pasado que adquirirá a DirecTV, el mayor proveedor de televisión satelital de Estados Unidos, por 48 mil 500 millones de dólares.