Empresas

Slim, sin alivio 3 años después de la ofensiva regulatoria

En unos meses se deberá decidir si las medidas contra América Móvil han funcionado y entonces levantarlas, aunque las señales apuntan a que continuarán. La empresa, en tanto, asegura que se ha estimulado la competencia
Bloomberg
19 julio 2016 12:1 Última actualización 19 julio 2016 13:3
Carlos Slim

(Especial)

Tres años después que los reguladores mexicanos reforzaran su control sobre Carlos Slim, el gobierno no da señales de transigir respecto de América Móvil (AMóvil), el operador de telefonía celular con posición dominante, en tanto que una funcionaria de alto rango en una entrevista mostró su apoyo para continuar con las medidas asimétricas.

Los mexicanos, a quienes históricamente se les cobra de más, se beneficiaron con una baja del 17 por ciento en el costo del servicio de telefonía móvil el año pasado, y los precios ahora están entre los más baratos de la región, según la agrupación del sector GSMA.

Como consecuencia de la reforma de las telecomunicaciones promulgada hace tres años, se creó un organismo independiente de supervisión (el Instituto Federal de Telecomunicaciones, o IFT), el coloso estadounidense AT&T ingresó al mercado, y el proceso por el cual los consumidores pueden cambiar de proveedor telefónico es más fácil y veloz.

Sin embargo, la cuota del mercado móvil de México apenas se ha modificado. América Móvil da servicio a alrededor del 68 por ciento del país, porcentaje apenas inferior al 70 por ciento que tenía hace seis años.

Telefónica y AT&T se quejan de que el mercado está desnivelado y reclaman normas asimétricas que afecten a América Móvil y beneficien a sus rivales, mientras que América Móvil argumenta que la competencia prospera y las reglamentaciones deben eliminarse.

En cuatro meses, el gobierno debe analizar si las leyes propuestas por el presidente Enrique Peña Nieto han cumplido con su objetivo de aumentar la competencia.

“No tengo dudas de que debemos continuar con las leyes asimétricas, lo que nos parezca más eficiente como resultado de esta revisión para llegar a donde queremos estar”, declaró en una entrevista Mónica Aspe, subsecretaria de telecomunicaciones de México.

El IFT, que es un organismo independiente, tomará la decisión final respecto a cualquier revisión.

Como parte de las medidas originales, AMóvil tenía que reducir su cuota de mercado a menos del 50 por ciento o atenerse a sanciones.

Como no ha cumplido con esa disposición, la compañía se ha visto obligada a eliminar las comisiones que cobra a los competidores por las llamadas que entran a su red.

Telefónica y AT&T pueden seguir cobrándole a América Móvil cuando los usuarios de esta última llaman a sus clientes.

Uno de los proyectos más importantes de Aspe es la Red Compartida de México, cuyo propósito es reducir los costos de los operadores y extender la cobertura a todo el país, incluidas las zonas rurales donde los operadores tienen pocos incentivos económicos para expandirse.

La red, cuya entrada en funcionamiento está prevista para 2018, también contribuirá a bajar los precios finales para los usuarios sin reducir el margen de los operadores, explicó.

“Estos cambios estructurales no se producen de un día para el otro”, dijo en entrevista el presidente del IFT, Gabriel Contreras.

“¿Esto significa que pueden competir sin regulación hoy? Por supuesto que no. Tenemos que asegurarnos de que los beneficios que vemos hoy continúen en el mediano y largo plazo”.

El IFT planea revisar y analizar el efecto de las normas de dominio en América Móvil en noviembre, con la opción de modificar o agregar nuevas medidas. Es dudoso que haya un alivio normativo para América Móvil en el corto plazo, opinó Gregorio Tomassi, analista de Itaú, en una nota reciente.

1
COMPETENCIA

 

Telcel

Alejandro Cantú, consejero general de América Móvil, dijo que si la empresa sigue siendo el mayor operador es a causa de la preferencia del consumidor, no por una falta de competencia.

Alrededor de 769 mil clientes se han cambiado a Telcel de América Móvil desde que el regulador alivió reglas en 2008, más del doble del número que pasó a Telefónica.

"Debe haber seguridad jurídica y la reglamentación debe ser predecible y estable para todos los operadores", dijo Cantú el lunes vía correo electrónico. "Esto nos incluye."

Cantú también llamó a poner fin a un sistema de subsidios en México donde los competidores se interconectan a la red de América Móvil de forma gratuita.

"Que ningún operador pueda fijar los precios es una prueba de la competencia efectiva existente", dijo.

"No hay barreras de entrada - a excepción de la televisión de paga - y nuestros competidores han aumentado su cuota de mercado".

El operador de Slim ha enfrentado una creciente presión sobre los precios en su país de origen después de que AT&T compró dos empresas rivales, Nextel México y Iusacell, y atrajo clientes con ofertas como no hacer transfronterizos entre Estados Unidos y México.

: