Empresas

Slim busca detalles de financiamiento detrás de grupo de protesta

12 febrero 2014 4:36 Última actualización 21 mayo 2013 20:3

 [Bloomberg] Acusan a su empresa celular de cobrar a inmigrantes mexicanos elevados precios para llamar a sus hogares. 


Reuters
 
Una compañía de telefonía celular estadounidense, propiedad de Carlos Slim, ha pedido a autoridades de California investigar el financiamiento detrás de protestas en contra del magnate mexicano por parte del grupo Two Countries, One Voice (Dos Países, Una Voz).
 
El grupo ha encabezado protestas contra Slim en Estados Unidos, acusando a su empresa celular de cobrar a inmigrantes mexicanos elevados precios para llamar a sus hogares, en momentos en que el magnate busca ampliar sus negocios en la mayor economía del mundo.
 
El pequeño pero creciente negocio estadounidense de telefonía celular de Slim, Tracfone, dijo el martes que presentó una queja ante una comisión de prácticas políticas en California, argumentando que el grupo ha estado haciendo cabildeo con funcionarios estatales y reguladores.
 
"Hemos solicitado que la comisión FPPC investigue nuestros reclamos (...) para determinar los verdaderos patrocinadores (de Two Countries, One Voice) y si un proceso político en California ha sido excesivamente subvertido por intereses corporativos y/o políticos", dijo.
 
Un portavoz de la FPPC de California no respondió de inmediato a las consultas sobre el caso.
 
Esta no es la primera escaramuza entre Slim y el grupo.
 
El año pasado, el grupo organizó una manifestación contra Slim con el movimiento Occupy Wall Street y políticos de Nueva York afuera de la tienda departamental de lujo Saks Fifth Avenue de Manhattan, donde Slim posee una participación accionaria.
 
En ese entonces, portavoces de Slim dijeron que Two Countries, One Voice era un grupo de protesta pagado.
 
El líder de Two Countries, One Voice Andrés Ramírez, un ejecutivo de relaciones públicas con base en Las Vegas, dijo entonces a Reuters que el grupo es una coalición de unas 50 organizaciones.
 
Se formó a inicios del 2012 para protestar por las elevadas tarifas telefónicas que los mexicanos tienen que pagar para llamar a sus familiares en Estados Unidos, dijo Ramírez en agosto.
 
El martes, Ramírez dijo nuevamente que Two Countries, One Voice es financiada con recursos de su propio bolsillo, así como de contribuciones de grupos afiliados.