Empresas

Sindicatos de Iberia cancelan huelga

12 febrero 2014 4:47 Última actualización 13 marzo 2013 9:25

[Bloomberg] Iberia necesita reducir sus costos laborales en 450 mde para volver a ser competitiva. 


 
Reuters
 
Madrid.- Los trabajadores de la aerolínea española Iberia cancelaron una huelga prevista para la próxima semana tras aceptar la propuesta de un mediador para poner fin a un conflicto laboral, dijo un portavoz.
 
El directorio de IAG, el grupo que controla a Iberia y British Airways, ya aprobó la propuesta el domingo pasado, pero los sindicatos pidieron unos días más para consultar a sus bases antes de tomar una decisión.
 
La propuesta del mediador contempla un recorte de plantilla que afecta a 3,141 empleados en vez de los 3,807 despidos inicialmente anunciados, con indemnizaciones más generosas de hasta 35 días por año trabajado en vez de los 20 días que contemplaba Iberia.
 
El mediador propuso también un recorte salarial del 14% para los pilotos y azafatas y del 7% para el personal de tierra, para mejorar la competitividad de los empleados, frente a rebajas del orden del 30% que barajaba la empresa.
 
"Los sindicatos que representan al 95% de la plantilla han aceptado la propuesta, la huelga se va a desconvocar inmediatamente", dijo un portavoz gremial.
 
Entre quienes no firmaron el acuerdo figura Sepla, el sindicato de pilotos de Iberia, y algunos gremios minoritarios de tierra y tripulación de cabina.
 
En una nota de prensa, Iberia dijo que el acuerdo "permite recuperar la normalidad y significa un paso importante para asegurar el futuro" y le pidió al sindicato de pilotos "que recapaciten y se unan cuanto antes".
 
Los sindicatos iniciaron en febrero la huelga más larga de la historia de Iberia para protestar contra el plan de ajuste de la compañía.
 
Los 10 días de huelgas realizadas hasta ahora han repercutido también en las compañías aéreas de la órbita de Iberia -Air Nostrum, Iberia Express y Vueling - y cerca de 2.500 vuelos fueron cancelados.
 
La huelga contribuyó a un descenso superior al 10% del tráfico aéreo en España en febrero, con repercusiones negativas para el turismo, un sector estratégico para la economía.
 
Varios miembros del gobierno mostraron su preocupación por los despidos previstos en Iberia y el cierre de rutas a Latinoamérica.
 
"Iberia es muy importante para el futuro de nuestro país, para el futuro -en primer lugar- de los trabajadores, pero también para el futuro de nuestros aeropuertos y del turismo en España y la conectividad con Latinoamérica", dijo el lunes la ministra de Fomento, Ana Pastor.
 
Iberia, que registró el año pasado una pérdida operativa de 347 millones de euros (mde), quiere reducir su oferta de vuelos, sobre todo de corto y media distancia.
 
El año pasado, el presidente ejecutivo del grupo, Rafael Sánchez-Lozano, dijo que Iberia necesita reducir sus costos laborales en 450 mde para volver a ser competitiva.
 
La compañía dijo que el pacto alcanzado con los sindicatos es "un paso en la dirección correcta, pero (las medidas acordadas) deben ser acompañadas de mejoras de productividad para conseguir que Iberia sea sostenible en el tiempo".