Empresas

Siemens revela reestructuración,
no se verá forzado
a ofertar por Alstom

Siemens reveló una esperada reestructuración llamada "Visión 2020", la firma está eliminando una capa de gerentes por medio de una reducción a nueve divisiones centrales, ello para alcanzar a sus competidores más rentables.
Reuters
07 mayo 2014 10:21 Última actualización 07 mayo 2014 10:26
 [Siemens perdió terreno en términos de rentabilidad frente a competidores como la suiza ABB y la estadounidense General Electric./Reuters] 

[Siemens perdió terreno en términos de rentabilidad frente a competidores como la suiza ABB y la estadounidense General Electric./Reuters]

BERLIN.- El gigante alemán de la ingeniería Siemens reveló una esperada reestructuración para alcanzar a sus competidores más rentables y dijo que no se verá forzado a entrar en una guerra de ofertas contra GE por los activos de energía del rival francés Alstom.

Joe Kaeser, presidente ejecutivo de la firma con sede en Múnich, ha estado trabajando en la nueva estrategia desde que asumió el verano boreal pasado tras un golpe en la junta directiva en el que fue desplazado su antecesor Peter Loescher tras una serie de advertencias de ganancias.

Antes de la presentación de Kaeser en el histórico sitio de "Siemensstadt" de la firma en Berlín, la compañía reportó resultados más flojos de lo esperado para su segundo trimestre fiscal, golpeado por cargos en su negocio de energía, y anunció una serie de acuerdos menores.

Siemens dijo que compraría activos de energía de Rolls-Royce RR.L por 950 millones de euros (mil 320 millones de dólares) y que transferiría una parte mayoritaria de su negocio de metales de Austria a la japonesa Mitsubishi Heavy Industries, en unos términos que no reveló.

Como parte de la reestructuración, llamada "Visión 2020", la firma está eliminando una capa de gerentes por medio de una reducción a nueve divisiones centrales.

Además sacará a bolsa su negocio de dispositivos auditivos y separará la gerencia de su unidad de salud, una medida que los analistas dijeron que sería un primer paso para una escisión.

Consultado sobre el futuro del negocio de salud, Kaeser dejó en claro que una escisión no estaba en la agenda de corto plazo pero sugirió que se podría incursionar en los mercados de capitales en el futuro si se requerían grandes adquisiciones.

Las medidas apuntan a reforzar el enfoque de Siemens en la electrificación, la automatización y la digitalización, procesos para ayudar a las empresas a producir de forma más eficaz.

En conjunto se espera que representen ganancias de productividad de mil millones de euros por año a partir del final del año fiscal 2016.


ALSTOM


La reestructuración llega en momentos en que Siemens considera una oferta formal por el negocio energético del rival francés Alstom, que ya es objeto de una oferta de parte de General Electric.

Kaeser dijo que había discutido una posible combinación con la canciller alemana Angela Merkel, cuyo gobierno ha enviado señales positivas sobre ello.

Pero dejó en claro que una decisión para ofertar "no sería forzada sobre nosotros" y dijo que Siemens insistiría en el control total de cualquier activo que compre.

Siemens reportó el miércoles un aumento inferior al previsto en sus ganancias operativas, debido los costos de su negocio de transmisión de energía.

La firma dijo que su ganancia operativa para el trimestre que finalizó el 31 de marzo fue de mil 570 millones de euros (2 mil 180 millones de dólares), mientras que los ingresos ascendieron a 17 mil 450 millones de euros.

Analistas habían previsto ganancias de mil 700 millones de euros e ingresos por 18 mil 100 millones de euros.

"El segundo trimestre mostró que todavía nos queda mucho por hacer para mejorar nuestro desempeño operativo", Kaeser.

"Sin embargo estamos en camino de alcanzar nuestros objetivos para el año fiscal", agregó.