Empresas

Siemens quiere 120 años más en México

Con la apertura del sector energético, Siemens, que llegó a México en 1894, ve 'nueva luz' y quiere ser la principal constructora de plantas de cogeneración eléctrica en el país, basando su desarrollo para otros 120 años en la electrificación, automatización y digitalización.
Axel Sánchez
28 agosto 2014 18:3 Última actualización 29 agosto 2014 12:42
Siemens Axel Sánchez

Siemens Axel Sánchez

En 1894 la modernidad llegó a México de la mano de Porfirio Díaz y se colocó el primer alumbrado público eléctrico en América Latina; una obra de la autoría de Siemens, la firma extranjera más longeva en el país.

Después de 120 años de operación y más de mil desarrollos, la compañía de origen alemán aún tiene puesta la vista en México, donde el impulso de sectores como la minería, energía y transporte es piedra angular para su negocio.

La presidenta y directora general del grupo para la región Mesoamérica, Louise Goeser, comentó a El Financiero que la reforma energética significa ‘nueva luz’ para esta historia, a la cual le augura 120 años más.

Siemens quiere ser la principal constructora de plantas de cogeneración eléctrica en México, tras la apertura del sector, por lo que tiene proyectos en cartera para los próximos cinco años con un valor de 10 mil millones de dólares.

“Existen varios proyectos en puerta, algunos están en negociación y sus costos van desde los 5 millones hasta los 600 millones de dólares cada uno”, reveló.

José Aparicio, vicepresidente de Energía para Siemens Mesoamérica, dijo por su parte que el futuro de la compañía está centrado en buena medida en la industria energética, como proveedores de las empresas del sector.

La base sobre la cual Siemens se desarrollará otros 120 años en México es la electrificación, automatización y digitalización

Después de más de un siglo de operaciones en el país, la visión del sector es la generación de electricidad de forma eficiente y sustentable, por lo que apostarán por traer proyectos de energías renovables como la eólica a México.

“Tenemos un grupo enfocado al desarrollo de proyectos energéticos en México, además de las termoeléctricas... tuvimos retrasos por las discusiones de las leyes secundarias, pero el próximo año tendremos más definición”, explicó.

En los últimos 10 años Siemens ha desarrollado proyectos de cogeneración como La Caridad, para Grupo México, y La Yesca, considerada la presa hidroeléctrica más grande del país y la segunda a nivel mundial.

La Yesca fue inaugurada en 2012 y está construida sobre el cauce del río Santiago, en Nayarit. Tiene una capacidad instalada de energía de 750 megawatts. Sus dimensiones equivalen en tamaño a dos veces la pirámide de Keops en Egipto y puede almacenar ocho veces la dotación de agua del Distrito Federal.

“A través de los años la relación de Siemens con el gobierno ha sido excelente”, aseguró Aparicio.

La firma se instaló en México el 1 de agosto de 1894 en la calle de Mirador de la Alameda 8 bis, frente a la Alameda Central (DF), una de las edificaciones que después sería derribada para convertirse en la Plaza del Teatro Nacional. Allí inició el bosquejo de la primera planta eléctrica de América Latina en México.

En diciembre de 1905, Siemens instaló la primera unidad de generación eléctrica de 5 mil kilowatts sobre el río Necaxa. Esta fue utilizada para alumbrar por primera vez las calles del centro de la capital del país.