Empresas

SHF y Nafin financiarán desarrolladoras de viviendas pequeñas y medianas

10 febrero 2014 5:6 Última actualización 06 agosto 2013 12:21

 [Cuartoscuro / Archivo] 


 
Notimex
 
La Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) y Nacional Financiera (Nafin) dieron el banderazo de salida a un programa de Créditos Sindicatos para desarrolladoras de vivienda, pequeñas y medianas, a fin de apoyar la construcción de casas en el país.
 
El director general de la SHF, Jesús Alberto Cano Vélez, precisó que se trata de un programa por hasta 6,000 millones de pesos, con los que se darán líneas de crédito revolventes, a largo plazo, a las desarrolladoras de vivienda para proyectos habitacionales.
 
Este día se formalizó la entrega del primer crédito sindicado, en el que la SHF participa con 70% y Nafin aporta 30%; y se prevé que más adelante bancos comerciales participen en los financiamientos.
 
El primer crédito lo recibió la desarrolladora Corpovael (Cadu) por un monto de 500 millones de pesos (a un plazo de 5 años), y en los próximos días se entregará el segundo de estos préstamos a la empresa Vinte, que dirige Sergio Leal, por 1,000 millones de pesos (a un plazo de 8 años).
 
En conferencia de prensa, Cano Vélez aseguró que este es un producto innovador en el sistema financiero mexicano, sin precedentes, que contribuye a dar certeza al sector.
 
El funcionario destacó que hay alrededor de 20 empresas susceptibles a ser atendidas con créditos sindicados.
 
"La banca de desarrollo está lanzando un producto de largo plazo, que no existe en el mercado, pero lo más importante es que la banca de desarrollo está presente, estamos diseñando nuevos productos acordes a las necesidades del sector", dijo.
 
Este esquema se suma al Programa de Garantías de la SHF, por 15,000 millones de pesos, que se anunció en marzo pasado, y al programa que apoyará que las desarrolladoras puedan colocar deuda en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el cual arrancará en las próximas semanas.
 
El director general de Nafin, Jacques Rogozinski, dijo que este banco participará con 1,800 millones de pesos en dicho esquema, el 30% de los 6,000 millones, y "la importancia de esto es, uno, que la banca de desarrollo está regresando al sector".
 
Con esto se cumple la instrucción presidencial de que la banca de desarrollo esté presente en los sectores que son prioridad; y segundo, abundó, al ser créditos revolventes, se da certeza a las empresas que entren al programa, de que no tienen que hacer un nuevo trámite, para tomar otro crédito, en otro proyecto.
 
"Se le está dando la confianza a la empresa, por la empresa, no solamente por el proyecto", lo cual reduce tiempos y en consecuencia se disminuyen costos de operación, agregó.
 
El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, dijo que la idea de estos programas, en general, es que "no falte ni la liquidez ni el financiamiento, a través del crédito y de los subsidios".