Empresas

Shell no podrá beneficiarse por gas de esquisto en el corto plazo

10 febrero 2014 4:13 Última actualización 15 octubre 2013 13:41

[Shell se aseguró el primer contrato de producción compartida de gas de esquisto con China./Bloomberg] 


 
Reuters
 
El presidente ejecutivo de Royal Dutch Shell, Peter Voser, dijo que a la compañía le tomará más tiempo de lo esperado beneficiarse de sus proyectos de gas de esquisto debido a los débiles resultados en el corto plazo.

La debilidad de la producción de líquidos de esquisto en Estados Unidos contribuyó al cargo de 2 mil 200 millones de dólares que Shell reveló en agosto, y fue un factor clave en su decisión de abandonar un objetivo de producción de 4 millones de barriles por día para el 2017.
 
"No obtuvimos los resultados que estábamos esperando en el corto plazo y por eso tendremos desarrollar más el proyecto antes de que podamos beneficiarnos", dijo Voser a periodistas en el marco del Congreso Mundial de Energía, que se lleva a cabo en Corea del Sur.
 
"Evidentemente no fue tan exitoso como se pensó", agregó.
 
Es probable que las vastas reservas de petróleo y gas de esquisto conviertan a Estados Unidos en el mayor productor mundial de ambos recursos naturales este año, de acuerdo a la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por su sigla en inglés).
 
No obstante, la prisa por beneficiarse de la bonanza del sector de esquisto ha costado mucho a algunos participantes que han llegado retrasados al mercado.
 
Voser también se mostró escéptico en torno al éxito del desarrollo de gas de esquisto en otras partes.
 
En contraste a perspectivas más positivas en la conferencia del presidente ejecutivo de Saudi Aramco y el ministro de Energía de Argelia sobre el desarrollo del gas de esquisto en sus países, Voser dijo que tomará décadas antes de que la revolución en Estados Unidos pueda replicarse en otras partes del mundo.
 
"Esta es una gran exageración en este momento", dijo Voser.
 
Shell dijo el año pasado que planeaba invertir al menos mil millones de dólares explotando los potencialmente vastos recursos de gas de esquisto de China.
 
La compañía se aseguró el primer contrato de producción compartida de gas de esquisto con China, con la esperanza de que al obtenerlo con anticipación podrá beneficiarse en gran medida del tipo de auge en el sector de esquisto que ha transformado al mercado de energía de Estados Unidos.
 
Voser dejará Shell a fines de marzo del 2014, luego de 29 años en la compañía y será reemplazado por el director de refinación, producción, transporte y distribución, Ben van Muerden.