Empresas

Sharp obtiene rescate bancario por 1,900 mdd; sufre nueva pérdida anual

Por segunda vez en tres años, Sharp obtuvo ayuda bancaria, esta vez de mil 900 mdd, ante su tercera pérdida neta anual en cuatro años, derivada de la situación negativa que enfrenta su negocio de pantallas para teléfonos inteligentes, y advirtió que hay incertidumbre sobre su habilidad de seguir operando.
Reuters
14 mayo 2015 8:45 Última actualización 14 mayo 2015 9:36
Televisión Sharp CES 2015

Sharp está proyectando un retorno a las ganancias operacionales, estableciendo una meta de 80 mil millones de yenes en el año en curso y 120 mil millones de yenes dos años después. (Bloomberg)

TOKIO.- La japonesa Sharp Corp. aseguró un rescate de mil 900 millones de dólares, la segunda vez que obtiene ayuda bancaria en tres años, en medio de fuertes pérdidas luego de que su negocio de pantallas para teléfonos inteligentes resultará afectado por la competencia de rivales asiáticos.

Pero aunque la reestructuración incluirán el recorte de cinco mil empleos o 10 por ciento de su fuerza laboral global, así como la venta de su oficina principal, las medidas son consideradas insuficientes por analistas e incluso la empresa advirtió de "incertidumbre material" sobre su capacidad de mantenerse en el negocio.

Sharp, que llegó a ser el principal proveedor de Apple Inc , registró una pérdida neta para el año fiscal terminado en marzo de 222 mil millones de yenes (mil 900 millones de dólares), su tercera pérdida en cuatro años y muy por arriba de los 30.7 mil millones de yenes esperados por analistas encuestados por Bloomberg.

El año fiscal previo, Sharp tuvo una ganancia de 11 mil 600 millones de yenes.

Takahashi atribuyó esto al rápido deterioro en su entorno operativo en el segundo semestre.

Excluyendo las compañías del grupo, las obligaciones ascienden a 1.57 billones de yenes, por encima de los activos totales de 1.56 billones, reportó la compañía.

"Existen eventos o condiciones que pueden traer incertidumbre material sobre la habilidad de Sharp para continuar", dijo la empresa en su reporte de ingresos.

MEDIDAS INSUFICIENTES

El presidente ejecutivo, Kozo Takahashi, dijo que no considera escindir el atribulado negocio de pantallas de la compañía y seguiría fabricando televisores en Japón, sembrando dudas entre los inversores por la viabilidad de la empresa a largo plazo.

"El actual modelo de negocio no es convincente", dijo Mitsushige Akino, gerente de fondos de Ichiyoshi Asset Management. "Tiene una tecnología innovadora de pantallas, pero no es rentable", agregó.

Bajo el acuerdo de rescate alcanzado por Sharp, los grandes prestamistas Mizuho Bank y Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ inyectarán un monto combinado de 200 millones de yenes (mil 700 millones de dólares) en un canje de deuda por acciones.

El fondo para reestructuraciones corporativas, Japan Industrial Solutions, que pertenece a un consorcio que incluye a ambos bancos, también proveerá a la empresa 25 mil millones de yenes a cambio de acciones preferentes.

Pero aunque los prestamistas suscribieron el rescate, no consideran que las medidas de reestructuración de Sharp se hayan completado. Un alto funcionario en uno de los bancos dijo que el anuncio carece de un sólido plan de reestructuración para el negocio de pantallas de Sharp.

"Es necesario que se consideren más medidas, incluyendo posibles fusiones. Eso va a tomar tiempo", dijo el banquero, que declinó ser identificado debido a lo delicado del asunto.

Sharp está proyectando un retorno a las ganancias operacionales, estableciendo una meta de 80 mil millones de yenes en el año en curso y 120 mil millones de yenes dos años después.

Sharp, con sede en Osaka, que obtiene gran parte de sus ingresos de las pantallas LCD y los televisores, ha intentado enfocarse en pantallas de lujo para proteger sus márgenes y evitar competir directamente con rivales asiáticos más pequeños.

La empresa estuvo al borde de la quiebra en 2012, pero recibió una línea de salvación de parte de prestamistas a cambio de recortar trabajos, cerrar plantas y reducir capital.