Empresas

5 firmas mexicanas
con riesgos ante la recesión de Brasil

Estas son algunas empresas mexicanas en Brasil que reducirían sus operaciones o abandonarían ese mercado ante la recesión económica que atraviesa el país sudamericano, entre ellas Rotoplas y América Móvil.
Axel Sánchez
16 septiembre 2015 17:58 Última actualización 17 septiembre 2015 8:50
ME. 5 firmas mexicanas con riesgos ante la recesión de Brasil.

El 21% de los ingresos del primer semestre del 2015 de América Móvil provienen de Brasil.(Edgar López)

La recesión económica de Brasil ha impactado y puede afectar aún más a por lo menos cinco empresas mexicanas que tienen presencia en el país sudamericano, con la posibilidad de que algunas reduzcan sus operaciones para bajar costos operativos y con ello, su nivel de exposición.

La nación sudamericana representó para Coca-Cola Femsa el 27 por ciento de sus ingresos del primer semestre de 2015; en el caso de Rotoplas, el 25 por ciento; en América Móvil (AMóvil), 21 por ciento; en la firma de autopartes Rassini, el 13 por ciento y en la petroquímica Mexichem, 7.5 por ciento.

“Con la perspectiva de una caída de 2.5 por ciento en el PIB de la nación sudamericana para este año, y de 0.5 por ciento en 2016, se abre la posibilidad de que algunas empresas abandonen ese mercado, como lo hizo Elektra en mayo pasado”, destacó Dolores Ramón, analista de Ve por Más Casa de Bolsa.

Rotoplas tuvo ingresos consolidados de 2 mil 743 millones de pesos en la primera mitad de 2015, una caída de 16 por ciento, respecto a lo registrado el año pasado; de ese monto, 25 por ciento provino de Brasil, cuando hace un año significó 40 por ciento.

“A la luz de la situación actual en Brasil, tomaremos medidas para mitigar el impacto en Rotoplas y nuestro enfoque en la mejora de rentabilidad es reducir agresivamente los costos fijos en este país”, dijo recientemente a analistas el director general de la firma, Carlos Rojas.

Ante el entorno adverso en ese país, la compañía ha venido reduciendo sus operaciones en el que aún es su segundo mercado más importante después de México. El pasado 29 de abril la empresa dedicada a las soluciones individuales e integrales de agua anunció el cierre estratégico de dos plantas en Brasil (Teresina y Penedo), ubicadas en los estados de Piauí y Alagoas. Y el 9 de junio reveló el cierre de una tercera planta, la de Montes Claros, al norte del estado de Minas Gerais.

Al primer semestre de 2015 Coca- Cola Femsa tuvo ingresos consolidados de 71 mil 44 millones de pesos, 13 por ciento menos que de enero a junio de 2014; Brasil representó 27 por ciento de sus ventas. John Santa María Otazua, CEO del grupo, destacó que la paridad cambiaria del real brasileño y la debilidad en el consumo de ese país están frenando su desarrollo.

Otros de los afectados por la situación de Brasil es el gigante de las telecomunicaciones AMóvil que obtiene 21 por ciento de sus ingresos en ese mercado. Sus ventas en ese país bajaron casi 4 por ciento a junio de 2015 en reales brasileños o casi 7 por ciento en pesos.

“América Móvil tiene un problema importante que es la devaluación del real brasileño frente al dólar. Otro problema es la reducción del consumo en el país, lo cual también limita el incremento en suscriptores”, destacó Fernando Bolaños, analista de Monex.

La autopartera Rassini también ha reducido su presencia en ese mercado, al frenarse la producción de camiones, enfocando más sus ventas en Norteamérica. Actualmente el país sudamericano representa 13 por ciento de su facturación, por debajo del 20 por ciento del 2014.

“Por el momento nos enfocamos en el mercado norteamericano, donde hay más perspectivas de crecimiento, pero no vamos a cerrar Brasil”, dijo Juan Pablo Sánchez, director de Finanzas de la compañía, en reunión previa con medios.

Mexichem cuenta con nueve plantas en el mercado brasileño, mercado que tiene un peso de 7.5 por ciento en sus ventas totales, pero es de vital importancia para su negocio de Soluciones Integrales, división que representa más de la mitad de sus ingresos y flujo operativo.

“Continuamos observando la situación brasileña de cerca ya que es el país más importante de nuestro negocio de tubos que representa 14 por ciento de los ingresos de la división de Soluciones Integrales”, dijo Antonio Carrillo, CEO del grupo.

El intercambio comercial entre México y Brasil está valuado en 10 mil millones de dólares al año y México es el cuarto mayor inversionista extranjero en el país sudamericano, por arriba de China y detrás de la Unión Europea, Estados Unidos y Japón.

TAMBIÉN LAS DE CONSUMO

La confianza del consumidor en Brasil está en su peor nivel desde 2005, situación que afectará a firmas mexicanas como Bimbo, Genomma Lab, Cinépolis y Coppel.

Analistas de Santander y Banorte-Ixe destacaron que Genomma Lab obtienen 9 por ciento de su flujo operativo en ese mercado mientras que en Bimbo es menos de 5 por ciento, lo que limitará su crecimiento en Brasil. El Índice de Confianza del Consumidor Brasileño bajó a 80.6 puntos en agosto de 2015, su menor nivel en los últimos 10 años, según la Fundación Getulio Vargas.

La debilidad que enfrentan en sus operaciones de Brasil y las expectativas difíciles para lo que resta del año en ese mercado, han afectado el valor de las acciones de algunas empresas.

En lo que va de 2015, el precio de los títulos de América Móvil ha caído 8.4 por ciento, el de Coca-Cola Femsa 8 por ciento, Mexichem 5.5 por ciento y Rotoplas 6.8 por ciento. En contraste, Rassini se ha revaluado 15.2 por ciento por su fuerte desempeño en Estados Unidos.

La desaceleración de la economía brasileña en los últimos trimestres ha afectado el desempeño de empresas mexicanas que operan ahí.