Empresas

Seguros deben cubrir la pérdida total de un inmueble

Los seguros especializados en inmuebles tienen la capacidad de cubrir el total del crédito hipotecario en caso de que la vivienda se pierda por un desastre natural, además se pueden utilizar los recursos del coaseguro, dicen expertos.
Ángel Alcántara
09 octubre 2017 22:18 Última actualización 10 octubre 2017 4:55
El dueño del inmueble se debe quedar con el 20 por ciento del valor total de la propiedad dañada. (Cuartoscuro)

El dueño del inmueble se debe quedar con el 20 por ciento del valor total de la propiedad dañada, indican expertos. (Cuartoscuro)

Los seguros especializados en inmuebles tienen la capacidad de cubrir el total de la deuda adquirida por concepto de crédito bancario, si la propiedad en cuestión se determina como pérdida total en caso de un desastre natural, como el pasado sismo, según expertos.

“No importando qué cantidad de años lleves pagando la deuda por concepto de crédito, tu saldo queda totalmente pagado al momento de haber perdido tu propiedad, tomando en cuenta que se tiene que pagar un deducible que es del 2 por ciento y un coaseguro que ronda el 10 por ciento del valor total del préstamo”, explicó Fernando SotoHay, director general de Tu Hipoteca Fácil.

Por ejemplo, si para adquirir un inmueble que vale 4 millones de pesos se contrata una hipoteca por 3 millones 200 mil pesos, y al cuarto año del pago se pierde la casa, se tendría un saldo amortizado -lo que se ha abonado- de 316 mil pesos.

Fortalecepresencia_21


“Estos 316 mil pesos le serían restados al deducible que en este caso sería de 96 mil pesos, más el coaseguro de 320 mil pesos, con lo que se terminaría pagando tan sólo 100 mil pesos para liquidar la deuda”, detalló el experto.

Además de esto, el dueño del inmueble se debe quedar con el 20 por ciento del valor total de la propiedad, correspondiente al costo del terreno, que siempre conservará su valor; 80 por ciento del precio total corresponde a la construcción.

“Para efecto del seguro sólo se cubre la construcción y no el terreno, en base a la suma asegurada, por lo que sólo se ampara la construcción y el dueño se queda con el valor del terreno”, indicó Héctor Mondragón, country manager de Properati México.