Empresas

Seguirá ritmo de inversiones japonesas en México: KPMG

12 febrero 2014 4:38 Última actualización 28 mayo 2013 16:27

[Bloomberg] Reformas, un paso decisivo en toma de decisiones de firmas niponas. 


Notimex
 
Japón continuará con el ritmo de inversiones a México, que en los últimos 2 años se ubicaron en 3,000 millones de dólares, tendencia que sería impulsada por la aprobación de las reformas estructurales, de acuerdo con la consultoría internacional KPMG.

Para el socio líder de la práctica japonesa de KPMG en México, Mario Fernández, en el último año el interés de las grandes compañías por México se ha duplicado, aunque las reformas serán un paso decisivo en la toma de decisiones de las firmas niponas, luego de que éstas diversificaron sus capitales en el mundo tras el tsunami de 2010.

Refirió que tal es el caso de los anuncios que en los últimos años se hicieron para invertir en México por parte del sector automotriz, el cual se espera atraiga mayor número de empresas proveedoras en los próximos 5 años.

Y es que de 2010 a la fecha "se han realizado inversiones directas muy importantes, de hasta 3,000 millones de dólares por parte de compañías automotrices que en este momento construyen, y para funcionar, necesitan traer a toda su cadena de proveedores, por lo que continuarán las inversiones en México".

En conferencia de prensa, afirmó que la tendencia es que continuará de manera importante la inversión japonesa, toda vez que las plantas no pueden funcionar solas y necesitan a sus proveedores.

Además de las inversiones automotrices anunciadas en la zona del Bajío, apuntó que hay inversión japonesa en el ramo metalúrgico en estados como Nuevo León, donde también necesitarán formar su cadena de proveedores.

En un contexto de movimiento de inversiones japonesas a nivel mundial, puntualizó Fernández, algunos de los temas que deben observarse son los relativos a la reforma fiscal para promover la inversión extranjera en México.

Lo anterior, opinó, "se haría a través de la simplificación del régimen fiscal en México; actualmente tiene un sistema fiscal muy complicado".

En este sentido, consideró que en el marco de la posible discusión de una reforma hacendaria, uno de los objetivos principales debería ser la atracción de inversiones, para lo cual es necesaria mayor simplificación fiscal.

Destacó además que el gobierno mexicano "trabaja en reformas que dan contexto completo a la inversión japonesa; por ejemplo, la reforma laboral permite la contratación y subcontratación de una manera más dinámica que lo que la legislación anterior lo permitía".

Por su parte, la socia de práctica de impuestos a cargo del área de precios de Transferencia de KPMG en Tokio, Japón, Yoko Hatta, precisó que la inversión automotriz en México se hace en parte debido a la diversificación de riesgos iniciada por las compañías de ese país.

Aunado a lo anterior, incide la cercanía del mercado mexicano al estadounidense, así como por el tipo de cambio que hoy es muy desfavorable para exportadores nipones.

"Hoy es mucho más eficiente fabricar si estamos cerca del mercado al que queremos vender", en particular al mercado de Estados Unidos, hoy en día, el más grande del mundo.

Por ejemplo, añadió, el sector automotriz involucra a otras compañías, y Honda atrae a más de 100 fabricantes de autopartes para producir un vehículo, por lo que el tamaño de inversión se vuelve significativo.

Coincidió con Mario Fernández en el sentido de que el interés por los japoneses de invertir en México ha crecido notablemente y para ilustrarlo, "sin lugar a dudas veremos a más personas japonesas llegar a México".

Agregó que "tramitar una visa en la embajada mexicana en Tokio para trabajar en México toma un tiempo importante porque están saturadas las oficinas, debido a que muchas compañías japonesas están tramitando visas; es una tendencia en pleno camino".

Por ello, ambos estimaron que las empresas continuarán sus inversiones en el país con una tendencia muy clara hacia la zona del Bajío, y refirieron que Japón ha sido históricamente un inversor extranjero importante dentro de la economía mexicana, sobre todo a partir de 2011, cuando la inversión creció 342%.

Lo anterior "exige un profundo conocimiento de la legislación vigente y de las mejores prácticas de negocios para incursionar en el mercado", añadieron.