Empresas

Sector inmobiliario va por mercado extranjero

Luego de haber sorteado el cobro del impuesto a la renta, venta e hipoteca de unidades que planteaba la Reforma Hacendaria, se perfila para el 2014 un lento despertar.
Norma Anaya / corresponsal
23 febrero 2014 20:32 Última actualización 23 febrero 2014 20:33
hoteles


Grupo prepara una bolsa de 20 millones de dólares para complementar un proyecto en Cancún. (Cuartoscuro]

CANCÚN.- Luego de cinco años de “sequía” inmobiliaria, en especial para el segmento residencial-turístico de lujo, desarrolladores y promotores irán por entre el 10 y 15 por ciento del mercado de Estados Unidos y Canadá, ante señales de ligera mejoría económica.

Luego de haber sorteado el cobro del impuesto a la renta, venta e hipoteca de unidades que planteaba la Reforma Hacendaria, se perfila para el 2014 un lento despertar, que permitiría sacar a flote este nicho, cuyo inventario en el Caribe mexicano se estima en 4 mil 545 unidades y la venta de apenas el 50 por ciento de ellas.

Miguel Angel Lemus Mateos, presidente electo de la Asociación de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) Cancún, afirmó que la situación económica en Estados Unidos reporta mejoría, lo que se observa en la reactivación de la inversión extranjera en Miami, catalogada como la “capital” de América Latina en materia inmobiliaria.

La debacle económica que enfrentó Estados Unidos en el 2008 y derivó en la crisis hipotecaria subprime, echó por tierra los planes de la industria en la zona para ubicarla como el destino natural de un mercado potencial de 76 millones de “baby bommers”, que hasta el 2012 se contabilizaban en la Unión Americana.

Los desarrolladores tuvieron que adecuarse a las circunstancias del mercado y encontraron en el nacional, que hasta ahora representa el 95 por ciento de las ventas, la “tabla salvavidas” para los 103 proyectos registrados en este rubro, con una inversión global estimada en 900 millones de dólares y una superestructura de 21 mil millones de dólares.

El directivo, quien este jueves toma protesta como presidente del consejo directivo de AMPI para el periodo 2014, subrayó que pretenden captar entre el 10 y 15 por ciento del mercado de Estados Unidos y Canadá para ir recuperando el nivel que tenía, pero también para equilibrar el mercado con el nacional, pues hasta antes de la crisis compartían al 50 por ciento.

Dijo que preparan para junio próximo en Tulum, destino de auge para el segmento de lujo, el Simposium Inmobiliario turístico Internacional AMPI 2014, a fin de promover las bondades de los destinos de la zona y los proyectos que ofrecen.

Traeremos a los generadores de mercado de inversión de Canadá y Estados Unidos, que forman parte de la National Asociation of Realtors, organismo que agrupa a más de un millón de socios, para que conozcan distintos proyectos, las bondades y ventajas que tiene nuestro país y los instrumentos de inversión o financieros que ofrece actualmente la banca”, añadió.

El también CEO de Lemmus Inver Mexico Real State, comentó que con la mejoría económica hay en la agenda nuevos proyectos de inversión en segmento residencial-turístico de lujo, y con la reactivación de los que estaban detenidos, se estima un ejercicio del orden de 500 millones de dólares.

El promotor del complejo Be Towers, en las inmediaciones de Puerto Cancún, comentó que el grupo ya prepara una bolsa de 20 millones de dólares para complementar el proyecto en su totalidad, el cual contempla cuatro torres con 220 unidades residenciales-turísticas de lujo, dentro del complejo Puerto Cancún.

Lemus Mateos comentó que sólo dos torres están terminadas para entrega inmediata y en conjunto suman 110 unidades, vendidas en un 80 por ciento, pero por la situación las otros dos quedaron pendientes.

Reiteró que el mercado subsistió hasta ahora por el comprador nacional, siendo los clientes potenciales originarios de ciudades como Monterrey, Guadalajara, Ciudad de México, León, Aguascalientes y San Luis Potosí.

Hasta ahora – añadió- el inventario de la oferta residencial-turística de lujo disponible se mantienen en unas dos mil 145 unidades y las que “más se mueven” alcanzan un precio promedio de 25 mil pesos el metro cuadrado y una superficie de 130 m2, cuyo valor se estima en 3 millones 500 mil pesos, unos 260 mil dólares.

En contraste, el mayor rezago se percibe en los bloques residenciales “plus” con superficies de entre 300 y 400 metros cuadrados por unidad y un valor promedio en el mercado de siete millones de pesos.