Empresas

Estiman pérdida de 576 mdp diarios por ausencia de ley secundaria en telcos

Por cada día que transcurre sin que se apruebe la legislación secundaria en telecomunicaciones, se genera una pérdida para la industria de 576 mdp, lo que tiene un efecto en la calidad y la tecnología de los servicios, estimó el IDET.
Ramiro Alonso
01 abril 2014 14:48 Última actualización 01 abril 2014 15:8
[Bloomberg] Reforma de telecomunicaciones sustituirá la CFC por la Comisión Federal de Competencia Económica. 

[Bloomberg] Reforma de telecomunicaciones sustituirá la CFC por la Comisión Federal de Competencia Económica.

Por cada día que transcurre sin que se apruebe la legislación secundaria en telecomunicaciones, se genera una pérdida para la industria de 576 millones de pesos para el sector, estimaron miembros del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET).

Ernesto Piedras, director de la firma The Competitive Intelligence Unit (The CIU), dijo que esto tiene un efecto en la calidad y la tecnología de los servicios que se pretenden con la reforma a las telecomunicaciones. “Si no hay inversión podemos tener la mejor de las reformas, la mejor de las tecnologías y no materializamos los beneficios”, expresó.

El lunes de la semana pasada, el Ejecutivo federal envió al Senado de la República su proyecto de legislación secundaria para los sectores de las telecomunicaciones y radiodifusión, con la idea de que la iniciativa sea aprobada antes de finalizar el primer periodo de sesiones del Congreso de la Unión, que concluye el próximo 30 de abril.

Gerardo Soria, presidente del IDET, consideró que si bien, el proyecto representa un avance para instrumentar la reforma que se promulgó el 10 de junio de 2013, aún quedan aspectos que pueden mejorarse.

Advirtió que en la ley se debe modificar el artículo relacionado con la inhibición de la libertad de expresión por parte de los radiodifusores, desde las televisoras y radiodifusoras privadas hasta las comunitarias e indígenas, frente a la amenaza de sanciones desproporcionadas por transmitir contenidos incómodos al gobierno.

Debe revisarse también la permisividad al operador preponderante en telecomunicaciones para continuar cobrando tarifas discriminatorias (off-net y on-net o “efecto Club”) en función de la red de destino de la llamada.

Miguel Calderón, miembro del IDET y funcionario de Telefónica Movistar, consideró que la legislación debe replantear el capítulo relacionado con la colaboración entre concesionarios y el poder judicial de la federación.

Los concesionarios no pueden ser los responsables de inhibir señales en penales, ubicaciones y eventos, sólo deben de colaborar con las autoridades, dijo Calderón.

“Se propone dar asesoría técnica, bloquear números específicos y hacer público los niveles de colaboración de cada operador”, expuso el directivo.

Dijo que se debe delimitar la solicitud de información a pocos interlocutores a nivel federal y a delitos relevantes. Propuso instrumentar un sistema automatizado de consulta.

A decir del IDET, inversiones relevantes podrán concretarse en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión en México con la aprobación del nuevo marco legal, animadas por la mayor apertura al capital extranjero, la competencia efectiva y la seguridad jurídica que contempla la iniciativa de Ley secundaria.