Empresas

Se requieren 1,000 mdd para desplegar cadena
de TV: Puente

El propietario de Efekto TV, Alejandro Puente, reiteró su interés por participar en la actual licitación de las nuevas cadenas de televisión abierta, aunque consideró que el VMR, que fijó el IFT en 830 mdd, es alto para los pequeños inversionistas.
Ramiro Alonso / enviado
30 mayo 2014 12:24 Última actualización 30 mayo 2014 14:46
Alejandro Puente

(Cuartoscuro)

ACAPULCO, Gro.- El despliegue de una cadena de televisión abierta comercial requiere inversiones de mil millones de dólares en los siguientes cinco años con la idea de cubrir al menos el 50 por ciento de la población, dijo Alejandro Puente Córdoba, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones por Cable (Canitec).

En rueda de prensa, Puente, quien es propietario del canal Efekto TV, reiteró su interés por participar en la actual licitación de las nuevas cadenas de televisión abierta comercial.

Consideró que el Valor Mínimo de Referencia (VMR), que fijó el agente regulador en 830 millones de pesos, es alto para los pequeños inversionistas.

Debido a ello, Puente exhortó a las autoridades del proceso analizar con mayor prioridad la experiencia de los candidatos.

El próximo 15 y 16 de junio los inversionistas tendrán que enviar su solicitud a la Unidad de Competencia Económica del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), para que sea este departamento el encargado de evaluar la participación de los postulantes.

A partir de abril pasado el IFT puso en marcha la licitación en el mercado de la radiodifusión audiovisual para licitar 246 frecuencias repartidas por todo el país, con el objetivo de formar dos cadenas de televisión con 123 frecuencias cada una.

SE QUEJAN DE CFE

Por otra parte, Puente expresó que los nuevos lineamientos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en lo relacionado con la administración de sus activos, han representado un impacto para la industria de la TV de paga.

A la fecha, este sector de la industria ha detenido inversiones por 500 millones de dólares, debido a que las nuevas reglas restringen al sector privado de utilizar infraestructura pasiva de CFE.