Empresas

Se pierden 31 mil
empleos por crisis
de vivienderas

Geo, Urbi, Homex, Sare y Ara despidieron al menos a 15 mil 469 en 2012 y 2013. Pymes del sector no recuperaron las plazas e incluso, recortaron más. Sin embargo, se espera la generación de 100 mil plazas en 2014 debido una mayor inversión en el sector. 
Claudia Alcántara
06 marzo 2014 21:5 Última actualización 07 marzo 2014 5:0
[En los próximos cinco años se desarrollarán un total de 200 proyectos de vivienda vertical./Bloomberg]

[Bloomberg] Buscan apoyar el desarrollo de la vivienda, construcción comercial e infraestructura.

A pesar de que las vivienderas pequeñas y medianas entraron a sustituir una parte de la oferta de casas que dejaron de edificar el año pasado Geo, Homex y Urbi, no lograron dar empleo a los trabajadores de la industria que perdieron sus plazas.

Según cifras de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras del INEGI, hasta el cierre de 2013, el sector de la edificación generó un total de 264 mil 239 fuentes de trabajo, 10.4 por ciento por debajo de las 294 mil 875 reportadas en igual mes de 2012 y equivalentes a 30 mil 636 lugares menos.

Ante una menor actividad en la construcción, la demanda de este tipo de trabajos ha estado en descenso, advirtió Samuel Vázquez, analista de BBVA Bancomer.

El IMSS también reportó una baja en el número de plazas generadas por la edificación, con un total de 417 mil 851 empleos, una caída del 2 por ciento, respecto a lo reportado en 2012, equivalente a 8 mil 633 plazas.

Los competidores actuales no pudieron absorber a los obreros que despidieron las tres grandes vivienderas emproblemadas e incluso, recortaron personal.

De acuerdo con los últimos datos disponibles, sólo en el primer trimestre de 2013, las empresas Homex, Urbi, Geo, Sare y Ara despidieron a 4 mil 327 personas, que se sumaron a los 11 mil 142 despidos que generaron estas empresas en 2012.

Salvo Vinte que amplió su plantilla laboral, al pasar de mil 451 empleados y obreros que tenía en 2012, a mil 952 al término de 2013, equivalente al 34.5 por ciento; Ara y Ruba –únicas que reportaron volumen de plazas-, tuvieron un comportamiento a la baja.

Ara reportó una contracción en el volumen de sus obreros y empleados al pasar de 5 mil 885, a 4 mil 741 al cierre de 2013, lo que representó una contracción de 19.4 por ciento.

Por otro lado, Ruba, aunque sólo tiene empleados administrativos por su sistema de producción, el volumen de plazas pasó de 442 en 2012 a 409 en 2013, equivalente a un menos 7.4 por ciento.

ESPERAN RECUPERACIÓN

Paloma Silva, directora de la Comisión Nacional de Vivienda, estimó que este año se generen 100 mil plazas nuevas durante 2013, debido al crecimiento en la inversión residencial, la cual superará los 310 mil millones de pesos de 2013.

“Serían 100 mil (viviendas) adicionales este año”, anticipó Silva.
Fernando Abusaid, presidente de la Cámara Nacional de Desarrollo y Promoción de Vivienda, consideró que por cada vivienda nueva que se construye se generan de 7 a 8 empleos directos y en 2013 se edificaron 400 mil viviendas.

Dentro de la construcción,

“En