Empresas

Se le agota el tiempo a Casa Saba; hoy vence deuda de 951 mdp

Hoy se cumple el plazo para que Casa Saba pague un crédito por 951 millones de pesos a Mi Banco, sin embargo, al mes de marzo el efectivo disponible de la firma era de solamente 94.9 millones de pesos. 
Fernanda Celis
17 junio 2015 14:53 Última actualización 17 junio 2015 17:10
[Cuartoscuro] Grupo Casa Saba dio a conocer que su subsidiaria Farmacias Ahumada llegó a un acuerdo definitivo con Profarma para la venta de sus operaciones de farmacias en Brasil. 

[Cuartoscuro] Grupo Casa Saba dio a conocer que su subsidiaria Farmacias Ahumada llegó a un acuerdo definitivo con Profarma para la venta de sus operaciones de farmacias en Brasil.

A Casa Saba, que fuera el mayor distribuidor de medicamentos de México, se le termina el tiempo para liquidar sus deudas.

Hoy es la fecha límite para que la empresa pague un crédito por 951 millones de pesos a Mi Banco, sin embargo, al mes de marzo el efectivo disponible de la firma era de solamente 94.9 millones de pesos. Por el contrario, al cierre del primer trimestre de 2015, su pasivo total fue de 3 mil 894.4 millones de pesos.

La empresa se encuentra en riesgo de caer en impago o en concurso mercantil, debido a que el efectivo con el que cuenta y el flujo operativo que genera no son suficientes para liquidar sus deudas, de acuerdo con fuentes de la industria.

Según la información financiera disponible, la capacidad de pago de Casa Saba es casi nula, ya que los intereses a pagar en el primer trimestre de 2015 fueron de 28.98 millones de pesos, mientras que su flujo operativo ascendió a apenas 2.36 millones de pesos.

La empresa de la familia Saba no ha logrado vender su negocio de distribución, lo cual le permitiría obtener recursos para liquidar sus adeudos, de acuerdo con un analista que prefirió el anonimato.

Según especialistas en temas jurídicos, en caso de que la empresa no pagara, el banco buscaría llegar a un acuerdo o conciliación, que consta de otorgar un mayor plazo para liquidar el crédito, o que la empresa ofrezca un bien.

De igual manera, la compañía podría ofrecer un derecho, que constaría de acciones o títulos de crédito, así como cuentas por cobrar, en caso de que un tercero tenga un adeudo con la empresa y por esa razón la compañía no pudiera liquidar sus deudas.

Si no se llegara a algún acuerdo, entonces se iniciarían acciones legales, en donde se presenta una demanda ante los tribunales correspondientes y se sigue un proceso judicial, en donde la empresa podría recurrir a una segunda instancia o apelación. El proceso tardaría más de un año aproximadamente.

En los primeros tres meses del año, las ventas netas de la empresa se desplomaron 97.95 por ciento, al llegar a 176.63 millones de pesos, en comparación con los 8 mil 614.93 millones del mismo trimestre de 2014, debido principalmente a la venta de la división comercial de la empresa, al igual que por el proceso de desincorporación de la división de distribución.

Al momento, Casa Saba no ha enviado información al respecto a la Bolsa Mexicana de Valores. De igual manera, se ha buscado a la empresa para confirmar y consultar sobre el tema, sin obtener respuesta.